Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 28 de octubre de 2021
  • Actualizado 12:59

ESTABA DESAPARECIDO HACE MÁS DE CINCO DÍAS

Mazamorra cobra su primera víctima fatal en Tiquipaya

El fallecido tenía 62 años y vivía solo, en una casa improvisada a la orilla del río Taquiña. 
Mazamorra cobra su primera víctima fatal en Tiquipaya

Rescatistas del SAR FAB y efectivos de la Policía encontraron ayer el cuerpo sin vida de René Ozuna Durán, de 62 años. 

El comandante regional de la Policía del Valle Bajo, Néstor Villca, indicó que es la primera víctima fatal de la mazamorra ocurrida el viernes 21 de febrero en Tiquipaya. 

La búsqueda comenzó a raíz de la denuncia de la hija de Ozuna, quien se acercó  al centro de operaciones para reportar la desaparición de su padre hace más  de cinco días. 

“En vista de las dos primeras mazamorras y posterior desplazamiento de piedras, se estudió la zona  para determinar un posible lugar donde estaría el cuerpo”, explicó el rescatista del SAR FAB Leonardo Jaldín. 

Alrededor de las nueve de la mañana comenzaron las labores de búsqueda. Primero se movilizó maquinaria pesada para retirar las piedras y otros materiales. Después, se procedió al levantamiento del cadáver de forma manual, junto a efectivos de la FELCC. 

“El señor René Ozuna era bebedor consuetudinario, de acuerdo a la información que proporcionó su hija”, explicó Villca.

Además, añadió que  presumen que la víctima se encontraba en su casa cuando la primera mazamorra desbordó el río Taquiña. 

Después del desastre la semana pasada, la hija comenzó la búsqueda del padre sin ningún éxito y, de esa manera, el viernes se acercó a pedir ayuda a las autoridades. 

Ozuna vivía solo, en una casa improvisada que estaba ubicada a la orilla del río Taquiña, donde el lodo y las piedras alcanzaron más de dos metros de altura. 

“El cuerpo tenía lesiones que serán evaluadas por el personal forense. Uno de los primeros indicios para encontrar el cadáver fue el olor que desprendia, por lo que se asume que ya estaba varios días enterrado”, indicó Villca.  

Por otra parte, vecinos de la zona aseguraron que el fallecido deambulaba por el lugar y que, en muchas ocasiones, dormía a la interperie. 

Los primeros días ayudaron a la hija en la búsqueda, pero, debido a la gran cantidad de piedras, no encontraron nada. 

LIMPIEZA Los trabajos para retirar el lodo y las rocas continúan en Tiquipaya, a más de una semana del desastre que afectó a más de 300 personas y destruyó alrededor de 80 casas. 

La jornada comienza temprano para los pobladores, quienes se dividen entre los albergues y sus hogares llenos de lodo.

El panorama de las viviendas que son colindantes al río no ha cambiado mucho desde que sucedió el hecho. El barro sigue llegando hasta los techos de la planta baja y, a pesar de la ayuda que reciben, aún no recuperaron sus pertenencias. 

Ayer, se movilizó a más 600 premilitares para que colaboren con la limpieza de los espacios más críticos.

Además, aproximadamente 300 miembros de la línea 106 se unieron a las labores de aseo y se distribuyeron en varias casas, con palas y carretillas, para retirar el barro. 

CLASES  Personal docente, estudiantes y padres de familia de la unidad educativa San Rafael comenzaron con los trabajos de limpieza del establecimiento a la espera de iniciar actividades académicas lo antes posible. 

“Ya hemos sufrido una demora. Tenemos el deseo de comenzar clases el miércoles para no perjudicar más a los estudiantes porque hay un calendario que cumplir”, aseguró el director del colegio, Emiliano Perales. 

Además, explicó que necesitan maquinaria pesada para limpiar la entrada del lugar y que, hasta el momento, no recibieron respuesta de la Alcaldía de Tiquipaya. 

“Jamás hemos esperado que todo venga del Gobierno, nosotros estamos trabajando con la predisposición de colaborar e incluso pagar una parte de la maquinaria”.

Apuntes

Trabajo conjunto

Desde las primeras horas del día, después de recibir el reporte de desaparición, miembros del SAR FAB, Policia regional y el Comando Estratégico de las Fuerzas Armadas trabajaron de manera conjunta para encontrar el cuerpo de René Ozuna. 

Premilitares

Se desplazó a más de 600  jóvenes premilitares de diferentes unidades para que colaboren con las actividades de limpieza en la zona del desastre.  

Cambio de albergue

Las personas que están albergadas en la unidad educativa Libertad serán trasladadas al centro de salud Juventud Chilimarca para poder comenzar clases en ese establecimiento lo antes posible. En en lugar están 277 personas que quedaron sin casa. 

Aportes 

Durante la jornada de ayer varias personas se aproximaron al punto de acopio en Tiquipaya para dejar víveres y otros objetos de limpieza. Además, varios grupos fueron a repartir desayuno a los vecinos.