Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 28 de febrero de 2024
  • Actualizado 23:01

Tras reunión con Senasag, matarifes de Quillacollo levantan bloqueo; Blanco Galindo está libre

Una reunión sostenida con el Senasag y compromisos asumidos por parte de la Alcaldía de Quillacollo dieron lugar al despeje de la vía que une Cochabamba con el occidente del país.

Un tramo de la avenida Blanco Galindo, en Cochabamba. DICO SOLIS
Un tramo de la avenida Blanco Galindo, en Cochabamba. DICO SOLIS
Tras reunión con Senasag, matarifes de Quillacollo levantan bloqueo; Blanco Galindo está libre

Tras una reunión sostenida con el Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag), los matarifes de Quillacollo levantaron el bloqueo de la avenida Blanco Galindo, instalado hoy jueves a la altura del puente Huayculi.

Los movilizados no solo cerraron la vía a la altura del kilómetro 11 de la avenida Blanco Galindo, también la vía paralela, Víctor Ustáriz, ayudados de llantas, cintas, ramas y piedras.

“Nuestra petición era que Senasag nos deje trabajar porque nos condicionaba, por los incumplimientos de parte del municipio, a ciertos compromisos que habían asumido ellos acerca del equipamiento del nuevo matarife (…) El municipio y sus técnicos ahora se han comprometido a cumplir y garantizar el equipamiento del nuevo matadero”, informó el secretario ejecutivo de la Asociación de Matarifes Quillacollo, Víctor Siles, en contacto con la casa televisiva Red Uno. 

Más temprano, los matarifes denunciaron la suspensión de guías de movimiento animal, por parte del Senasag, lo cual impide faenar al ganado. Además, observaron el exceso de inspecciones y multas por parte del ente de sanidad.

La extrema medida de presión, instalada pasada las 05:00 de hoy y levantada pasada las 12:30, causó gran perjuicio en la población, la cual se vio obligada a caminar largos tramos, ante el cierre de la vía que une la urbe con el Valle Bajo cochabambino y el occidente del país.