Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 26 de octubre de 2021
  • Actualizado 23:41

Más de 200 menores pasaron por un área COVID-19 infantil improvisada

Niños abandonan el Hospital Solomón Klein, luego de superar el coronavirus.                            DICO SOLÍS
Niños abandonan el Hospital Solomón Klein, luego de superar el coronavirus. DICO SOLÍS
Más de 200 menores pasaron por un área COVID-19 infantil improvisada

Más de 200 niños fueron internados en el área COVID-19 que se improvisó en el Hospital del Niño Manuel Ascencio Villarroel de Cochabamba, desde que inició la pandemia. Además, media docena falleció.

Frente a la emergencia sanitaria, esta área para niños contagiados con coronavirus tuvo que improvisarse y continúa funcionado así.

Antes del brote del virus, las camas que ahora están en el sector COVID-19 infantil eran ocupadas por pacientes quirúrgicos.

Ahora, esta área no solo resta espacio a un hospital sin ambientes propios, sino que impide que decenas de niños accedan a operaciones.

El Hospital de Niño Manuel Ascencio Villarroel está funcionando con un solo quirófano, por lo que desde hace unos meses atiende casos de emergencia, de acuerdo con el pediatra de ese establecimiento, Raúl Copana. Más de un centenar de niños está a la espera de una intervención.

En la actualidad, hay dos menores de edad con coronavirus en esa área, pero, la capacidad es para nueve.