Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 16 de junio de 2021
  • Actualizado 04:53

Más de 10 perros y gatos hicieron su hogar en unidades policiales

La Estación Policial Integral del Sur y la Dirección Departamental de Bomberos “Nataniel Aguirre” tienen mascotas a las que alimentan y bañan.
Un uniformado acaricia a los canes que moran en la EPI Sur. DICO SOLÍS
Un uniformado acaricia a los canes que moran en la EPI Sur. DICO SOLÍS
Más de 10 perros y gatos hicieron su hogar en unidades policiales

Algunos perros y gatos convirtieron en su hogar ciertos recintos oficiales de Cochabamba.

Los uniformados de la Dirección Departamental de Bomberos “Nataniel Aguirre” y de la Estación Policial Integral (EPI) del Sur los cuidan como si fueran sus mascotas.

Esos dos recintos son solo algunos en los que OPINIÓN identificó animales que se pasean sin premura por los patios e, incluso, las oficinas porque se sienten como en casa.

Y es que, los bomberos y policías se encargan de hacerlos sentir como parte de la familia.

El jefe de Operaciones de Búsqueda y Rescate de la Dirección Departamental de Bomberos “Nataniel Aguirre”, sargento primero Gilmar Cámara, informó que en ese establecimiento tienen tres perros y dos gatos.

Explicó que muchas mascotas que ahora son parte de la institución fueron rescatadas, pero, tras ese suceso no pudieron dar con sus familias ni encontrar a “alguien que se haga cargo de ellas”. Así que, para no abandonarlas, los bomberos las llevaron a sus predios.

A pesar de que tienen que cumplir con sus funciones laborales, los uniformados asumen con responsabilidad el cuidado de los perros y gatos. Esta semana, por ejemplo, se tomaron el tiempo de bañarlos y también los alimentan.

En respuesta a esos cuidados, las mascotas cuidan la unidad y también al personal.

EPI SUR

En la EPI Sur también se respira amor por los animales. Los policías tienen al menos media docena de canes viviendo ahí.

Si hay algo que caracteriza a esas mascotas es la lealtad. Pues en noviembre de 2019 la EPI que convirtieron en su hogar fue destruida por una turba de manifestantes y los perros, a pesar de todo, permanecieron ahí, firmes, cuidándola a la intemperie y sin recibir comida.

Los uniformados no podían retomar sus funciones hasta que el establecimiento fuese refaccionado. Cuando las obras concluyeron, fue uno de los mejores días para las mascotas porque se reencontraron con los policías que los salvaron de la calle.

Actualmente no solo les proporcionan un techo, también alimentación y, lo más importante, amor.

2A F2-SOLISS-BOMBEROS

2A F4-SOLISS-EPI SUR