Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 26 de septiembre de 2022
  • Actualizado 00:02

Magisterio propone elaborar malla curricular científica e implementarla cuando vuelvan las clases presenciales

La representación de maestros fiscales calificó las clases virtuales como un fracaso. Asimismo, expresó una vez más su crítica por la determinación gubernamental de clausurar del año escolar.
Estudiantes pasan clases en una unidad educativa antes del confinamiento por la pandemia. ARCHIVO
Estudiantes pasan clases en una unidad educativa antes del confinamiento por la pandemia. Archivo
Magisterio propone elaborar malla curricular científica e implementarla cuando vuelvan las clases presenciales

La dirigente de la Federación de Maestros Urbanos de Cochabamba, Norma Barrón, indicó que es necesario tomar el tiempo de lo que resta del año para generar una "malla curricular científica" para implementarla en cuanto sea posible retomar las clases presenciales, paralizadas desde marzo a causa de los brotes de coronavirus en el departamento y el país. 

"Habíamos tenido muchas dificultades, pero existía predisposición para seguir con las clases virtuales. Sin embargo, ya expresamos que no queremos comprometernos a marginar al 40% de nuestro alumnado por la crisis económica, la falta de internet y, sobre todo, porque el costo de la educación virtual recae sobre los padres de familia y los profesores. Esto no puede ser así", expresó en una entrevista con OPINIÓN.

Barrón expresó que la medida de clausurar el año escolar fue "una señal de aceptación del fracaso que significó la modalidad virtual". El planteamiento es postpandemia y después de la clausura. Antes de los brotes de COVID-19, asegura el Magisterio, la malla curricular ya tenía fallas fuertes con el objetivo de que los maestros desarrollen sus especialidades.

"Planteamos un proyecto de emergencia y tampoco el Gobierno nos escuchó. Esta pandemia les afectó psicológicamente a los niños. La educación virtual era una tortura porque cuatro niños tenían un solo celular. Es el momento de que las autoridades se sienten a discutir y escuchar a los protagonistas del proceso enseñanza/aprendizaje y a los padres de familia".

La modalidad que buscó llevar adelante el Ministerio de Educación quedó descartada para varios de los profesores más allá de que la cartera gubernamental anunció que seguirá capacitando profesores para el uso de las plataformas. "El problema no es la preparación. Sino, la falta de condiciones. La crisis económica que viven varios hogares golpeados por el virus", indicó.

Se trata de una búsqueda de "recuperar el tiempo perdido". Barrón asegura que las clases presenciales son necesarias para realizar un proceso de nivelación y luego continuar con la enseñanza en unidades educativas. "Necesitaríamos dos a tres meses para recabar los contenidos esenciales y luego continuar".

En cuanto al tema de protocolos de bioseguridad ante la probabilidad de que el coronavirus continúe en el entorno por bastante tiempo, la dirigente indicó que ya tienen propuestas elaboradas, pero igualmente "eso requiere el concurso del Gobierno porque implica gastos económicos importantes". Finalmente, la representante del Magisterio consideró que será necesario coordinar con universidades del sistema público la manera de generar cursos propedéuticos para permitir el ingreso de los estudiantes que debían ser bachilleres este año a las carreras de formación profesional.