Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 17 de octubre de 2019
  • Actualizado 06:48

LOS VAGONES SE PONDRÁN A PRUEBA EN LA LÍNEA ROJA

Llega primera unidad de tren; trazo aún enfrenta controversia

La ruta amarilla tiene cuestionamientos técnicos y la verde es resisitida por choferes de Quillacollo porque les “corta” cinco tramos de servicio público.
Llega primera unidad de tren; trazo aún enfrenta controversia

Los tres vagones que forman parte de la primera unidad del Tren Metropolitano de Cochabamba llegaron ayer de Bielorrusia por Iquique. Mientras, dos de sus tres líneas aún enfrentan cuestionamientos.
El coordinador de la Unidad Técnica de Ferrocarriles del Ministerio de Obras Públicas, Ariel Torrico, dijo que no considera que la obra enfrente conflictos, sino que la población requiere información sobre el proyecto para despejar dudas y la unidad a su cargo atiende esos pedidos constantemente.
Los vagones llegados ayer se pondrán a prueba en la línea roja en los próximos meses, informó la responsable de Importaciones de la Asociación Accidental Tunari, Andrea Bellido.
Añadió que cada mes, hasta febrero, llegará una nueva unidad hasta completar las 12. La entrega de la obra se fijó para 2020.

RECHAZO En el puente Cobija, por donde pasa el trazo de la línea amarilla, se observan letreros de protesta colocados por los vecinos que rechazan que la obra pase por un área verde en la zona. Esta línea tiene 10 kilómetros y va del puente Killmann hasta Sacaba. Tiempo atrás los vecinos de la avenida Uyuni hicieron similar reclamo.
Torrico dijo que se llevaron a cabo reuniones con los presidentes de distritos, de las OTB y con representantes de Control Social para explicarles que se retomó el trazo inicial que corre por el borde del río Rocha, que no afectará áreas verdes ni interrumpirá la transitabilidad.
La Asociación Accidental Tunari, a cargo del proyecto, optó por volver al trazo inicial, pero con un diseño “optimizado”.
Torrico señaló también que la semana pasada se expuso ese diseño ante el directorio de la Sociedad de Ingenieros, quienes dieron su visto bueno, según afirmó.
Sin embargo, el Colegio de Ingenieros Civiles de Bolivia, filial Cochabamba, hizo cuatro observaciones públicas al trazo, que considera inviable.
CHOFERES  Luego del bloqueo de la semana pasada en la avenida Blanco Galindo en demanda de conocer el diseño final del proyecto, entre otras , el ejecutivo de la Central de Transporte de Quillacollo, Armando García, reiteró que su sector se opone a que una de las rutas del tren les “corte” el recorrido en Quillacollo.
“Nos quieren cortar la (calle) Pacheco, la 6 de Agosto y otras más. Tenemos ordenanza municipal para esas rutas. Han hecho todo a espaldas del transporte”, manifestó. 
Añadió que el gobernador Iván Canelas le llamó para decirle que gestiona una reunión con la Unidad Técnica de Ferrocarriles y Vías Bolivia.
Torrico dijo que se trabajó coordinadamente con el municipio, pero la Alcaldía no convocó a los choferes, lo que hizo que se sintieran excluidos. Sobre las rutas, dijo que se pretende “ordenar” el tráfico y que se respete la normativa en torno a la vía férrea, que existe en el lugar hace unos 80 años.