Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 26 de febrero de 2021
  • Actualizado 22:53

La Llajta registra lluvia “atípica” y rige alerta de crecida de ríos

La precipitación fue de alta intensidad y larga duración el domingo. Este evento se dio antes en el valle, pero, cuando no era tan “impermeabilizado”. 
Una persona recoge los pollos que murieron en una granja que se inundó el domingo. DICO SOLÍS
Una persona recoge los pollos que murieron en una granja que se inundó el domingo. DICO SOLÍS
La Llajta registra lluvia “atípica” y rige alerta de crecida de ríos

Una lluvia calificada como “atípica” se generó en Cochabamba y derivó en inundaciones que dejaron un fallecido y daños en infraestructuras públicas y privadas.

Aclarando que la lluvia no es la “villana”, el director regional del Servicio Nacional Meteorología e Hidrología (Senamhi), Erick Sossa, explicó que la “emergencia” que se vivió el domingo en el departamento se debió a una “lluvia de alta intensidad y larga duración”. 

Explicó que, habitualmente, las precipitaciones en la Llajta son intensas, pero cortas: “15 minutos y paran”.

No obstante, el domingo, el aguacero registrado mantuvo su fuerza durante una hora continua e incidió, especialmente, en el norte, por la cordillera del Tunari. 

Esta situación que Sossa calificó como “atípica” ocurrió entre las 10:30 y 11:30 horas. “Si llueve con alta intensidad por mucho tiempo, lo que ocasiona es esto (refiriéndose a las inundaciones del fin de semana”.

En cifras, informó que el domingo 17 de enero la estación de Sarco midió 40 milímetros, Lincupata 49.7, Parque Tunari 33.4, aeropuerto 15.9, por la Siles 28.8, Pico de Loro 12.8, Viloma 9.4 y Chiquicollo 18.9. Cada milímetro significa que la cantidad de lluvia caída sobre una superficie de un metro cuadrado es de un litro.

“Esto nos da a entender que la estaciones que han tenido mayor precipitación son las que están en el norte”. Se trata de Sarco, Lincupata y Parque Tunari.

En criterio de Sossa, las cifras mencionadas no son “extraordinarias”, pero “normalmente no es así como llueve en el valle. Llueve con intensidad y muy corto tiempo”.

Aclaró que eventos como el del domingo “se han dado antes en nuestro valle, pero cuando no era una ciudad tan impermeabilizada”. 

EFECTOS

Una región altamente urbanizada es vulnerable a una lluvia con las características de ayer.

Sossa explicó que el domingo la precipitación generó una saturación de suelos y no se infiltró el agua. Esto es consecuencia del crecimiento poblacional hacia los abanicos aluviales, donde debería filtrarse el líquido hasta la capa profunda de la tierra. Pero, hoy por hoy todo, los suelos de Cochabamba están recubiertos con parques, calles y demás.

Añadió que esto provoca que la escorrentía en el departamento (el agua de lluvia que circula libremente sobre la superficie de un terreno) sea alta y baje de golpe. 

Sossa sugirió bajar la vulnerabilidad, por ejemplo, dejando de impermeabilizar las zonas de infiltración y canalizando las torrenteras, entre otras acciones.

Consejos

Las inundaciones se pueden evitar. Los expertos dan los siguientes consejos que los ciudadanos pueden aplicar:

* No arrojar basura en la calle, debido a que obstruye las alcantarillas y deriva en inundaciones.

* Verificar de forma constante si hay obstrucciones en sumideros, especialmente durante la temporada de lluvias, y reportar a las autoridades municipales. Si estas cunetas están obstruidas, lo más probable es que colapsen.

* Los vecindarios pueden organizarse para hacer campañas de mantenimiento de calles.

Una recomendación a largo plazo es la reforestación:

* Este trabajo se debe hacer en las partes altas de las cuencas.

* Los árboles detienen los flujos de lodo.

* Los bosques mantienen los suelos fértiles y permiten una mayor absorción del agua de lluvia.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad