Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 23 de febrero de 2020
  • Actualizado 13:42

En la Llajta reduce mortalidad materna de 188 a 17 en 7 años

En la Llajta reduce mortalidad materna de 188 a 17 en 7 años

La mortalidad materna redujo de 188 a 17, en siete años, en Cochabamba. Rodolfo Mena, director del Servicio Departamental de Salud (SEDES), indicó que la última cifra pertenece al 2018 y destacó que año tras año, el número de casos descienda

El ciclo del embarazo es considerado por muchas mujeres como una etapa feliz, pero, en algunos casos, se convierte en peligrosa por las complicaciones que podrían suscitarse durante la gestación o en el parto e incluso postparto

Un estudio cualitativo de mortalidad materna denominado Mujeres Ausentes, publicó la historia de Lola, en 2017. Una adolescente de 15 años. En 2011, se había casado con un joven de su comunidad de Tocorani, en Cocapata. Al poco tiempo supo de su embarazado y acudió a un centro de salud para realizarse sus controles prenatales, pero tuvo que abandonarlos porque su esposo era celoso y el auxiliar de enfermería era hombre. A los nueve meses, Lola presentó los dolores de parto. Su madre y su esposo la atendieron en su domicilio, le dieron mates y después de cinco horas nació su hijo. Sin embargo, la mujer no expulsaba la placenta y descubrieron que un segundo bebé iba en camino. Lola perdió mucha sangre y falleció. A los pocos días, también murió el segundo niño.
CIFRAS El director del SEDES, Rodolfo Mena, manifestó que las políticas de salud para reducir la mortalidad materna tienen un gran avance. “En años anterior, teníamos 160 muertes por año, después bajó a 98. En 2017 tuvimos 28 casos y en 2018, solo 17. Hemos ido superando las debilidades y nos muestra que la reducción se debe a que estamos mejorando socialmente y económicamente a través del compromiso de nuestros profesionales que brindan una atención con calidad a la población”.
CAUSAS Las causas más comunes para la muerte materna son las hemorragias, luego las infecciones, abortos, hipertensión y los partos prolongados. En 2016, la encuesta de Demografía y Salud (EDSA) determinó que el 89 por ciento de las mujeres tienen un parto institucionalizado y son atendidas por personal médico.
DATOS La Organización Mundial de la Salud (OMS) establece que la media es de 70 muertes por cada 100.000 nacidos vivos.
En Bolivia, el índice de muerte materna bajó en la última década, aunque sigue siendo uno de los países de Latinoamérica con más muertes por esta causa. Entre las políticas que buscan reducir la mortalidad materna está el bono Juana Azurduy, que promueve la atención médica a mujeres gestantes, además del subsidio y la expansión médica a las áreas rurales, principalmente, donde existe servicios.