Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 05 de diciembre de 2021
  • Actualizado 01:50

La Llajta marca un hito al hacer la primera cirugía a un feto

Intervinieron a un ser en estado de gestación que tenía espina bífida. Al menos 10 especialistas realizaron la operación que demoró más de seis horas.
Una mujer en estado de gestación internada en un establecimiento de salud. ARCHIVO
Una mujer en estado de gestación internada en un establecimiento de salud. ARCHIVO
La Llajta marca un hito al hacer la primera cirugía a un feto

Un equipo de al menos 10 médicos de Cochabamba le cambió el futuro a un bebé que aún no nació. Se trata de un feto de no más de 26 semanas que ayer fue operado porque tenía altas posibilidades de ser paralítico.

Este caso es un hito para el Hospital Materno Infantil Germán Urquidi del departamento porque es la primera vez que desarrolla una intervención fetal.

Una mujer del área rural de Cochabamba que no tiene más de 26 semanas de embarazo es la que tomó la decisión de someter a su bebé en gestación a la cirugía, debido a que él tenía espina bífida, que ocurre cuando la médula espinal no logra desarrollarse o cerrarse correctamente.

El director de ese establecimiento de salud, Antonio Pardo, explicó que este defecto ocurre cuando hay deficiencia de ácido fólico en las embarazadas. Agregó que el 75% de casos podría solucionarse consumiendo ese componente.

MÁS DETALLES

Al menos una decena de profesionales cochabambinos, entre neonatólogos, neurocirujanos y ginecólogos, operaron al bebé en formación.

Ingresaron con pinzas y hasta microscopios. El procedimiento demoró más de seis horas, considerando que fue una cirugía fetal abierta.

Los conocimientos para llevar adelante este procedimiento fueron adquiridos del exterior (Colombia) y el equipamiento lo tiene el Maternológico.

PROYECCIÓN

Pardo explicó que todos los países de la región ya realizan este procedimiento médico y “les va bien”, sin embargo, “es algo novedoso en el país”, por lo que prevé que Cochabamba será referente en este tipo de cirugías.

Para consolidarse como pioneros en este ámbito, el Maternológico Germán Urquidi implementará la Unidad Materno-Fetal y abrirá una residencia para que haya médicos especialistas en esta área.

Dentro de poco, además, prevén introducir equipos láser a esta nueva unidad para dividir placentas en el caso de embarazos gemelares que comparten este órgano. Cuando hay dos fetos en una sola placenta, “se quitan oxígeno, nutrientes y mueren los dos bebés en formación”.

Cochabamba tiene antecedentes de embarazos con esas características que terminaron con la muerte de ambos bebés.