Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 01 de febrero de 2023
  • Actualizado 00:52

La Llajta sigue asediada por bloqueos; advierten peligro en exportaciones y pérdida millonaria

El sector empresarial cochabambino alertó que en caso de continuar la interrupción de las vías terrestres, se pone en riesgo el 30% de las exportaciones de Bolivia.

Bloqueo en la ruta Cochabamba Oruro, a la altura de Tacopaya. Omar Arion para Diario OPINIÓN
Bloqueo en la ruta Cochabamba-Oruro, a la altura de Tacopaya. OMAR ARIÓN PARA OPINIÓN
La Llajta sigue asediada por bloqueos; advierten peligro en exportaciones y pérdida millonaria

Con la firme intención de continuar con las medidas de presión hasta conseguir sus demandas, los pobladores de Bulo Bulo, en el municipio de Entre Ríos, mantienen el bloqueo de la carretera nueva a Santa Cruz; entre tanto, la ruta que une a la Llajta con La Paz, Oruro y Llallagua todavía se encuentra intransitable.

DAÑO MILLONARIO

En medio de este panorama, la Federación de Entidades Empresariales Privadas de Cochabamba (FEPC) advierte que estos bloqueos generan una pérdida de más de 86 millones de bolivianos por día, en el aparato productivo y de servicios. Esto “impacta de forma directa al Producto Interno Bruto (PIB) y el desarrollo del departamento”.

El sector expresó su “profunda preocupación”, por las medidas de presión, que atentan contra el derecho al libre tránsito y perjudican al transporte nacional e internacional.

“Advertimos que las empresas privadas deben asumir recargos por la mora de entrega, almacenamiento en los distintos puertos y, en consecuencia, se provoca un incremento en el transporte de mercadería, que se ve reflejado en el precio del producto final al consumidor”, señala un fragmento del comunicado, emitido por la FEPC.

A ello se suma que los piquetes de presión no solo perjudican el acceso a las ciudades y provincias en el país; también el abastecimiento de alimentos y medicamentos a la población.

“Existen alimentos perecederos y que requieren de una cadena de frio. Asimismo, existen medicamentos de vital importancia que tienen que llegar a los hospitales de los municipios lejanos, que ponen en riesgo la salud y la calidad de vida de la población”, alertaron desde la FEPC.

El sector empresarial cochabambino advierte que en caso de continuar la interrupción de las vías terrestres, se pone en riesgo el 30% de las exportaciones de Bolivia.

BLOQUEOS

Los pobladores y productores de piña de Bulo Bulo bloquean la ruta nueva a Santa Cruz a la altura del puente Ichoa, en el kilómetro 281, desde las primeras horas de hoy.

El sector demanda que el Gobierno construya la planta procesadora e industrializadora de piña en su localidad, cataloga por los productores, en base a estudios, como la zona de mayor producción de la fruta tropical.

El proyecto fue elaborado en 2016 por la Mancomunidad de Municipios del Trópico de Cochabamba y ya cuenta con recursos asignados de más de 90 millones de bolivianos; sin embargo, la obra aún no fue concretada.

Los productores piden que el ministro de Desarrollo Productivo y Economía Plural, Néstor Huanca, llegue a la zona para dar solución. 

“La Federación Mamoré Bulo Bulo exige una reunión. Estamos abiertos al diálogo y a la espera del Ministerio de Desarrollo Productivo con argumentos y documentos presentados. Hace dos años que no nos atienden y nos vienen alargando reunión tras reunión y suspensión tras suspensión”, indicó, desde el punto de bloqueo, el secretario de Relaciones de la Federación Mamoré Bulo Bulo, Dieter Mendoza.

Entre tanto, el segundo bloqueo es efectuado por pobladores de Tacopaya, en el kilómetro 115 de la ruta que une Cochabamba con Oruro, La Paz y Llallagua. Los pobladores exigen la construcción de aulas en la unidad educativa Tututa.