Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 17 de octubre de 2021
  • Actualizado 20:23

“Líderes sin fecha de caducidad, nuevo desafío de las empresas”

La especialista en formación de directivos y gerentes sostiene que la pandemia trajo  consigo muchos cambios . 
La coach y mentora de líderes, empresaria, Aneta Montaño. PABLO MONTAÑA
La coach y mentora de líderes, empresaria, Aneta Montaño. PABLO MONTAÑA
“Líderes sin fecha de caducidad, nuevo desafío de las empresas”

Muchos gerentes piensan que ser muy respetados y tener esa misma opinión ante los ojos de los superiores de las corporaciones que los emplean es una garantía de estabilidad y éxito en el futuro. Sin embargo, los mejores resultados del pasado, el logro de un crecimiento sin precedentes en 2019, la asistencia a innumerables cursos de formación y la lectura de muchos libros sobre liderazgo, no prepararon a los directivos para el 2020 o 2021.

La coach y mentora de líderes polaca, Aneta Montaño habla sobre la nueva realidad que viven las empresas, los trabajadores y gerentes desde que comenzó la pandemia, y brinda algunos consejos para afrontar el liderazgo en esta época.

¿Tenemos los líderes, gerentes y directores adecuados para estos tiempos difíciles de pandemia? ¿Están las empresas, corporaciones y PYME preparadas para trabajar con personas que vienen heridas a trabajar? Esta será una nueva realidad laboral para las empresas y quienes perdieron algún familiar en la "batalla" contra la COVID-19, añade.

ESTUDIOS

Investigaciones realizadas, después de epidemias anteriores, centradas en las consecuencias psicológicas de un brote de una enfermedad infecciosa —el Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS) en 2003, la influenza H1N1 en 2009 y la exposición ocupacional al VIH— indican que la prevalencia media del Trastorno de Estrés Postraumático (también conocido como TEPT) entre los profesionales de la salud era del 21% (oscilando entre el 10 y el 33%); además, 4 de cada 10 informó de síntomas de TEPT tres años después de haber sido expuestos, explica Montaño.

Un estudio de las morbilidades psiquiátricas, a largo plazo, entre los sobrevivientes del SARS, reveló que el TEPT era la condición psiquiátrica más prevalente. La proporción acumulada de pacientes con este tipo de trastorno fue del 47.8%, mientras que el 25.5% siguió cumpliendo los criterios del TEPT a los 30 meses después del SRAS.

Utilizando esta información como línea de base, se realizó una primera encuesta en 2020 que alerta de que alrededor del 50% de los pacientes recuperados del coronavirus sufre de síndrome de estrés postraumático y que, alrededor del 30% de la población en su conjunto, padece de trastornos similares. Los síntomas observados incluyen una fuerte ansiedad, miedo y tensión, acompañados de una constante fatiga, sensación de desinterés, pesadillas o insomnio, preocupación por enfermarse y problemas de concentración.

Por lo tanto, con esta nueva imagen de la fuerza de trabajo y sus necesidades, los que, hasta ahora, fueron métodos de gestión eficaces pueden no funcionar, aclara Montaño. 

“Este será el momento en que las corporaciones eliminarán a los gerentes que consideren ineficaces e inapropiados, aquellos que ya no son útiles para los empleadores. Si los gerentes no ven la necesidad de cambiar, de ser resistentes y de gestionar esta crisis de salud de los empleados de manera correcta, se volverán obsoletos”, dice. 

OPORTUNIDADES

Sin embargo, como siempre ocurre en cualquier crisis, también puede significar una oportunidad para que algunos líderes encuentren dentro de sí mismos la vocación, la empatía y el deber moral de convertirse en una persona o gerente diferente, a pesar de todas las técnicas de gestión aprendidas anteriormente.

Alguna vez, un "buen gerente" fue el que lideró las tablas de productividad y crecimiento, y nadie le preguntó cómo manejaba a las personas. Pero, ¿hoy en día?, ¿en la era de la COVID-19 llena de temores y pérdidas? La experta en liderazgo afirma que, hoy en día, seríamos ingenuos si creyéramos que el mundo necesita líderes que sigan preocupándose por el crecimiento y las ganancias financieras. Actualmente se requiere líderes que guíen, motiven y promuevan a sus empleados.

Entonces, ¿cómo manejamos a los trabajadores que vienen a trabajar heridos por el miedo o muestran síntomas de problemas psicológicos?, ¿qué tipo de personalidad o estilo de gestión funcionará mejor para apoyar a los equipos que se sienten decaídos anímicamente y necesitan un sentido de unidad renovado? 

“Para empezar, cada gerente tiene que hacer el trabajo por sí mismo. Solo a través de la honestidad, la sinceridad y la aceptación de que uno se siente mal tanto mental como físicamente será posible entrar en una auténtica relación con los subordinados. Un gerente debe ser el primero en aceptar que los empleados necesitan un nuevo comienzo con nuevas reglas de operación”.

Hay un área muy importante en la que todo gerente debe concentrarse y debe hacerlo metódicamente y con eficacia. La calidad del rendimiento del equipo, el futuro de la empresa y sus líderes dependerán de ello. Los gerentes deben aprender a eliminar con eficacia el miedo de su gente. 

El miedo lleva a reacciones negativas que pueden paralizar a todo el equipo, cortar las alas de los gerentes y desequilibrar toda la organización. 

“Los empleados de hoy pueden ser menos eficientes, pero eso no significa que sean perezosos; pueden estar menos involucrados, pero no quiere decir que no quieran ser parte del equipo; pueden estar abrumados por la presión que causa la pandemia, pero no es que no les importe, pueden estar de mal genio, pero no implica que no les caigas bien”.

Sucede porque los empleados no están realmente en forma, están sufriendo y sintiendo ansiedad. Sienten angustia por cuestiones relacionadas a la salud, las finanzas y el futuro de sus familias. Este miedo puede tomar muchas formas, como el autosabotaje, la impotencia aprendida, el escape de los deberes y compromisos o, incluso, la agresión. Por lo tanto, el gerente de hoy debe entender el papel que la ansiedad puede jugar en los empleados. Sin atacar primero este estado de ánimo, no lograrán realizar una nueva tarea o resolver un problema con el equipo. 

CONSEJOS IMPORTANTES

Aneta Montaño comparte algunos consejos que los líderes pueden considerarlos y adaptarlos a las realidades de su negocio o empresa.

* No exijas siempre un rendimiento del 100%, celebra los logros de metas más pequeñas, alégrate de que tu equipo logró el 85%, porque es mejor que el 50%.

* Involucra a todos, no favorezcas a nadie. Tienen que sentirse necesarios y útiles, así difundirás una sensación de seguridad en el equipo.

* Organiza una "charla de equipo", tómate un tiempo cada semana para hablar con tus trabajadores sobre sus preocupaciones y emociones. No debe hacerse en forma esporádica, debe ser un tiempo permanente y comprometido. Para poder ayudar, el equipo debe ser capaz de confiar en su líder.

* Debes cambiar la perspectiva de tu gente a largo plazo. Analiza con el equipo lo que se puede lograr en dos o tres años y esboza objetivos que no sean demasiado ambiciosos pero que sean fácilmente alcanzables.

* Anima a tu equipo a apoyarse mutuamente de forma genuina. No toleres ningún signo de rechazo, crítica o juicio.

* Proporciona a tu gente acceso a un mentor, coach, psicólogo, director de recursos humanos u otros especialistas que puedan ayudar profesionalmente a aliviar los síntomas de la ansiedad y  del estrés.

Finalmente, dice Montaño, la gente nunca olvida a las empresas o los jefes que ponen en primer lugar el bienestar de sus empleados.

Perfil

 • Aneta Montaño nació en Polonia. Obtuvo su educación empresarial (licenciatura en Mercadeo y MBA) en los EEUU. Se graduó también en Psicología Empresarial para directivos y gerentes de la Universidad Leon Ko’mi’ski en Varsovia, Polonia.

• Comenzó su carrera profesional trabajando en  EEUU para la empresa Sears, Rebuck and Co. como gerente de Recursos Humanos y directora de Operaciones. 

• Tras su regreso a Polonia, fue directora general del mercado polaco y miembro de la Junta Directiva de la empresa de comercio internacional Baltika Group y, más tarde, desde 2004, fue directora general y vicepresidenta de la Junta Directiva de FCM Travel Solutions Poland.

• Desde 2004 es copropietaria y actualmente directora general de la empresa polaca Gooday S. de R.L. 

• Su misión es alentar y motivar a las personas que ocupan puestos de decisión para que encuentren el camino hacia una vida plena. Es mentora del programa de la Fundación de Líderes Empresariales y de la Academia de Mentores Cristianos de Polonia.

• Le fascinan otras culturas, viaja con frecuencia en compañía de su familia (su esposo Pablo Montaño y su hijo Daniel). Observa cómo las personas definen y evalúa su éxito profesional. Descansa en silencio con la naturaleza, corre y camina con su perrito.