Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 18 de junio de 2024
  • Actualizado 09:05

El kiosco como paradigma de la plaza republicana en las ciudades y provincias bolivianas

El kiosco como paradigma de la plaza republicana en las ciudades y provincias bolivianas



Una vez que se consolidó el trazado el esquema geométrico de las plazas con áreas de circulación jerarquizadas combinadas con sectores de vegetación, ésta se convirtió en un referente tipológico urbanístico que se repitió de manera casi invariable, en numerosas ciudades y provincias del país, las cuales en su gran mayoría, en el sector central, sustituyeron la efigies u otros monumentos por el kiosco, que asumió el papel distintivo de la nueva identidad de la plaza republicana.



Aunque no se ha realizado aún el registro histórico de estos elementos que caracterizaron la imagen de las plazas republicanas, conviene anotar que desde fines del siglo XIX se instalaron varios de ellos en las plazas de varias ciudades como Potosí, Oruro, Tarija, y posteriormente en las primeras décadas del siglo XX, en la mayoría de las plazas provinciales del departamento de Cochabamba fueron dotadas de un kiosco, la mayoría de ellas realizadas en talleres locales por hábiles herreros cerrajeros, como fueron los artesanos de los conocidos talleres “El Nacional” de Juan Wosga, ubicado en la calle de San Juan Dios y posteriormente en el taller de José Gulich.

Entre los kiosco provinciales, se registra el de Arani, promovido con fondos comunales por el Dr. Nemesio Mariscal, quien además, dotó a su pueblo la fuente y el reloj público. La inauguración del kiosco realizado en los talleres de Juan Wosga, se produjo el 16 de noviembre de 1913, en medio de gran entusiasmo popular.

Otras provincias importantes como Cliza instalaron su kiosco en la Plaza Principal en 1920, con la obra realizada en el taller de José Gulich; Quillacollo, Punata, Totora, y porqué no decirlo todas las poblaciones, aun aquellas de escasa importancia ubicaron en su Plaza Principal un kiosco como símbolo de modernidad adoptado del modelo de la ciudad capital.