Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 25 de septiembre de 2020
  • Actualizado 03:45

En K’ara K’ara agreden a periodistas y mantienen bloqueo

El cierre al botadero, instalado en la zona sur, dejó 550 toneladas de basura en las calles, y los desechos infecciosos de los hospitales en plena pandemia no fueron recogidos.
Un grupo de bloqueadores avanza con palos y flechas. Fotografía: Dico Solís
Un grupo de bloqueadores avanza con palos y flechas. Fotografía: Dico Solís
En K’ara K’ara agreden a periodistas y mantienen bloqueo

Hasta anoche, el ingreso al botadero de K’ara K’ara se mantenía cerrado. Las fuerzas policiales y militares se retiraron del lugar y en la segunda jornada de la medida drástica no usaron la fuerza pública para desbloquear.

Los manifestantes no solo impidieron el ingreso de los carros basureros de la Empresa Municipal de Servicios de Aseo (EMSA) al botadero para que depositen las más de 550 toneladas de basura, sin contar los peligrosos residuos hospitalarios producto de la pandemia del coronavirus, sino que la jornada de ayer agredieron a equipos de periodistas, lanzaron piedras, palos y hasta los persiguieron por un tramo de dos kilómetros.

El periodista gráfico del periódico OPINIÓN Dico Solís relató, a media mañana, que varios equipos de prensa llegaron hasta el lugar para dar cobertura a la medida de presión de los comunarios; sin embargo, fueron recibidos con agresione. “Nos botaron con piedras y nos persiguieron casi dos kilómetros”, dijo.

Otra persona que estaba junto con Solís fue Walter Guarachi Arellano, de radioemisoras Patria Nueva. Relató también que llegó hasta el lugar en su motocicleta y tuvo que buscar pasar desapercibido para no recibir agresiones. “Dico llevaba el chaleco y era fácilmente identificable por eso tuvo que salir rápido del lugar, pero yo solo tenía mi credencial y eso me ayudó a mimetizarme, llegar hasta mi moto y salir con cuidado. Nos agredieron y dijeron que no querían a la prensa, que decíamos mentiras”, relató.

El ingreso a K’ara K’ara se mantiene cerrado desde el lunes y hubo varios intentos de la Policía y de fuerzas militares por desbloquear. Los manifestantes rompen la cuarentena, quieren que se vuelva a la normalidad y sumaron nuevamente otras demandas sociales. También  piden la renuncia de la presidenta Jeanine Áñez y del ministro de Gobierno, Arturo Murillo.

En la mañana, el alcalde municipal, José María Leyes, dijo que se comunicó con los dirigentes de K’ara K’ara y que estos le dijeron que mucha gente del Trópico se había trasladado y que los manifestantes no eran del sector sur de la ciudad.