Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 28 de noviembre de 2021
  • Actualizado 09:53

Jóvenes emprenden con ración para desayuno escolar y fruta deshidratada

El potencial de producción de tumbo en la zona de Tutimayu permite que los estudiantes sean parte de los proveedores. Otros avanzan con negocios desde 2019.
El emprendimiento de Sumaj Misk'i, de las hermanas Grágeda. YACHAY CHHALAKU
El emprendimiento de Sumaj Misk'i, de las hermanas Grágeda. YACHAY CHHALAKU
Jóvenes emprenden con ración para desayuno escolar y fruta deshidratada

Mientras a los 18 años terminaba el colegio, en 2019, Zulma Grágeda empezó su emprendimiento denominado Sumaj Misk’i, de frutas deshidratadas. En la actualidad, continúa con su negocio y se alista para una carrera universitaria.

Ella es una de las beneficiarias del Bachillerato Técnico Humanístico (BTH) de la Unidad Educativa Tutimayu (Sacaba), que forma a los jóvenes en el área técnica con el apoyo de la Organización No Gubernamental (ONG) Yachay Chhalaku.

Otro de los ambiciosos emprendimientos que respalda esta organización, con estudiantes que salen bachilleres este 2021, es la dotación de productos, como el néctar de tumbo, para el desayuno escolar de los colegios sacabeños.

En Cochabamba, de las 735 unidades educativas que hay en el departamento, más de 200 ofrecen bachillerato técnico humanístico, según el director departamental de Educación, Iván Villa.

La autoridad expresa que la educación técnica requiere siempre del trabajo presencial, un 70% del tiempo de clases. Debido a la pandemia, los estudiantes que reciben el respaldo de Yachay Chhalaku accedieron a la formación semipresencial en 2020 y 2021, y lograron la implementación de planes de negocio.

El director ejecutivo de Yachay Chhalaku, Eduardo Vásquez, informa que los estudiantes de secundaria de Tutimayu reciben preparación en dos áreas: transformación de alimentos y en la unidad de negocio para la Gestión de Turismo Comunitario (UGT), que trabaja con el Museo del Maíz.

La organización construyó la infraestructura y la equipó. “Hemos puesto maestros, hemos identificado carreras y eso es ya de la unidad educativa, es del municipio”.

Zulma, quien ahora tiene 20 años, se inclinó por el área de alimentos. 

Recuerda que, mientras cursaba la secundaria, aprendió sobre distintos productos; y apostó por la deshidratación de frutas como la manzana verde, manzana roja, piña, kiwi, frutilla, plátano.

Vásquez informa que los primeros estudiantes formados como técnicos salieron en 2019. Aquel año, lanzaron un concurso de planes de negocio entre los colegiales.

“Los estudiantes han sido formados con un facilitador que les ha enseñado todo lo que es el tema de planes de negocio, como construir planes de negocio en el modelo Canvas (una herramienta para emprendedores)”.

Del concurso salieron seis proyectos ganadores, que recibieron capital semilla para arrancar; además, tuvieron asesoramiento.

Entre los principales proyectos estaban el de tortas para diabéticos, que cambió a panes; chorizos; uno de turismo comunitario, con deporte de aventura en San Isidro; y el de frutas deshidratadas, de Zulma.

Ella empezó su emprendimiento junto a su hermana.

“No había este producto en la comunidad, la fruta deshidratada; por eso nosotras lo hicimos”.

En principio, reconoce, no se conocía este producto y, en la actualidad, continúan impulsando la producción.

“Estamos trabajando para que crezca”, dice.

Destaca los beneficios de su producto, porque las frutas mantienen sus propiedades.

“Solo pierde el agua, pero continúa teniendo nutrientes”.

La producción mensual todavía es menor; pero apuestan a más. Es posible encontrar su oferta en la cuenta en Facebook Sumaj Misk’i.

En 2019 se graduaron 17 jóvenes como técnicos; en 2020 fueron un número igual; y este 2021 serán 27 personas con bachillerato técnico humanístico en Tutimayu.

EL DESAYUNO

4A La producción en la planta de Yachay Chhalaku. YACHAY CHHALAKU

El pasado año, la capacidad de infraestructura y producción abrió paso a los estudiantes para llegar a ser parte de los proveedores del desayuno escolar en Sacaba. Esto incluyó seguir un proceso de licitación.

Vásquez explica que su organización guía para que las propuestas sean sostenibles. Además del equipamiento para prácticas, también existe para la producción. Con ayuda de la cooperación internacional, Embajada Alemana, María Marina Foundation, lograron una planta de transformación de frutas con capacidad para 73 mil litros de producción.

Entonces, desde 2020, la unidad educativa y Yachay Chhalaku hicieron un convenio con la Asociación de Productores y Transformadores de Fruta Sacaba (Aptfruts), que con un proyecto del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) tienen una planta desde hace unos tres años.

Este convenio les permitió presentarse a la licitación del desayuno escolar; y ganaron para la entrega del néctar de tumbo, fruto que es el potencial productivo de Tutimayu.

“El modelo social comunitario productivo establece que toda la comunidad debe girar en torno a la educación, a los proyectos socioproductivos, a los bachilleratos técnicos, en torno a las potencialidades productivas de las comunidades. Entonces la potencialidad productiva de Tutimayu es el tumbo”, enfatiza el Director Ejecutivo.

Los estudiantes más destacados de la promoción 2021 son parte de este equipo de producción.

La entrega implica alrededor de 43.500 raciones (sachets) mensuales para el desayuno escolar de los estudiantes en el municipio de Sacaba.

Este año lograron 10 entregas; la última se realizó este viernes.

Este emprendimiento no cierra con esta entrega; hay más. Los productores y emprendedores se alistan para la próxima licitación para la entrega de ración líquida del desayuno escolar en 2022.

“Eso ya no va a tener un financiamiento del exterior. Los recursos que se vayan a generar a partir de la comercialización del desayuno escolar, se van al reinvertir en la unidad educativa para poder nutrir la propuesta que hasta ahora se ha estado haciendo. Estos concursos de planes de negocios van a continuar con los recursos que se tengan del desayuno escolar”, sostiene Vásquez.

Los nuevos contratos que adquieran los jóvenes en un trabajo conjunto con la asociación de productores de fruta, les permitirá abrirse más puertas.

“Para los egresados que quieran continuar estudios hay apoyos con cursos de nivelación de matemáticas, física, química”, expresa asegurando que los jóvenes continuarán teniendo apoyo.

Entretanto, en el área de turismo, también existen emprendimientos en marcha. En el Museo del Maíz hay siete jóvenes que hacen de guías y son parte de la Gestión de Turismo Comunitario.

UNA MUESTRA

4A Un estudiante del bachillerato técnico humanístico durante la etapa de producción. YACHAY CHHALAKU

Para este martes 16 de noviembre, se alista un evento de cierre del proyecto. Se prevé que ahí se presenten los resultados del bachillerato técnico de Tutimayu a la Dirección Distrital y al Ministerio de Educación. “Ahí se expondrá la experiencia de Tutimayu, como una experiencia sostenible de éxito de formación técnica media”.

Para el 18 y 19 de noviembre está programada una actividad, en el departamento de Cochabamba, en la que se expondrán los resultados de los BTH a nivel nacional.

4A La distribución del néctar de tumbo para el desayuno escolar en Sacaba. YACHAY CHHALAKU