Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 12 de agosto de 2020
  • Actualizado 20:30

ZOOM

Familias hacen de todo para conseguir comida en la cuarentena

Una familia que ofrece algunos productos en vías de la zona norte de la ciudad. NOÉ PORTUGAL
Una familia que ofrece algunos productos en vías de la zona norte de la ciudad. NOÉ PORTUGAL
Familias hacen de todo para conseguir comida en la cuarentena

Solo los vehículos y las personas autorizadas circulan durante las jornadas de cuarentena; y los lugares por donde hay mayor afluencia se convierten en puntos de caridad o de trabajo al paso.

Desde el 23 de marzo, con el inicio de la cuarentena, hace más de tres meses, el movimiento cambió en las ciudades como Cochabamba, donde hay gente en situación de calle o familias que buscan algunos ingresos económicos con la venta de algunos productos.

El común denominador en ambos casos es la falta de dinero y la necesidad de mantener familias enteras.

Hay personas que piden limosna. Durante las semanas de cuarentena, muchas continuaron en las calles, sentados o postrados en las aceras de diferentes sectores o en las jardineras centrales de las avenidas. Algunos exponen letreros con pedido de ayuda, otros le hablan a quien pasa pidiendo colaboración económica. Entre estas personas también hay extranjeros, venezolanos principalmente.

Algunos puentes e intersecciones de avenidas principales, donde hay semáforos, son puntos también aprovechados por quienes ganan algunas monedas al paso.

En esta época hay menos gente, pero hay quienes continúan limpiando parabrisas de los pocos vehículos que pueden circular, para lo que medio minuto del rojo en el semáforo es suficiente para un vehículo. Por lo general, se trata de niños y adolescentes en situación de calle.

En otros casos, aunque en los mismos lugares, hay familias enteras, incluidos niños, que venden dulces y, en estas semanas de pandemia, hasta plantas medicinales, también al paso, a la poca gente que transita en la ciudad.

Los días en los que el tránsito de vehículos está prohibido, los ciudadanos se trasladan a pie o en bicicletas. Una de las actividades que se ve con mayor frecuencia es el parchado de estos vehículos de dos ruedas. Hay esquinas en lo que se identifica a estas personas en el centro de la ciudad.

El departamento pasó por la cuarentena dinámica y también la rígida, en el Eje Metropolitano (Cochabamba, Sacaba, Tiquipaya, Colcapirhua, Quillacollo, Vinto y Sipe Sipe). Durante esos días, hubo mayor movimiento el lunes 6 y el martes 7 de julio, cuando se autorizó la circulación de personas para abastecerse en los mercados.