Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 28 de febrero de 2024
  • Actualizado 07:34

Las crías salvadas por la Intendencia en La Cancha no eran avestruces, sino ñandúes

Tras una revisión realizada por veterinarios, Pofoma confirmó la especie real de las aves silvestres halladas este miércoles.

Una de las crías de piyu o ñandú decomisadas en La Cancha. INTENDENCIA
Una de las crías de piyu o ñandú decomisadas en La Cancha. INTENDENCIA
Las crías salvadas por la Intendencia en La Cancha no eran avestruces, sino ñandúes

En una inspección de control rutinario en las calles Barrientos y Pulacayo, hoy miércoles, “día de feria” en la Llajta, la Intendencia halló cuatro crías de piyu o ñandúes, (Rhea Americana), aves silvestres muy parecidas al avestruz y conocidas porque se encuentran en peligro de extinción. También rescataron tres tortugas.

 “Son criitas (..), yo me ha criado”, dijo la mujer que las tenía en su poder, al interior de un gangocho celeste, cuando personal de la Intendencia descubrió a los animales embolsados. De inmediato, el ente municipal, reportó el hallazgo y denuncio el hecho a la Policía Forestal y de Protección al Medio Ambiente (Pofoma).

Cuando la mujer fue interceptada por los guardias, la comerciante dijo a uno de ellos: “Vete nomás, ya”. En respuesta, este enfatizo: “No, señora. Está prohibido, son animales silvestres”.

De acuerdo con la información recolectada por el personal de la Intendencia, la mujer ya habría comercializado más ejemplares de esta ave. Las traía “siempre” desde el Trópico. Vendía las aves a un precio de 700 bolivianos, el par.

“Por comentario de los demás comerciantes, (vendía) el par a 700 bolivianos. Ya había comercializado bastantes. Está totalmente prohibido. Todo tipo de animales silvestres está prohibido. Como nosotros estamos en operativos constantes, el momento en que veamos este tipo de irregularidades llamamos a las autoridades”, informó el jefe de Moral y Eventos de la Intendencia, Ruddy Arancibia, tras el hallazgo.

Desafortunadamente, la mujer escapó mientras se aguardaba la llegada de Pofoma. Esta ave es muy parecida al avestruz, de ahí que cuando personal de la Intendencia halló las aves, pensaron que se trataba de la especie.

El piyu o ñandú es el ave nativa más grande que habita Bolivia. Llega a pesar hasta 20 kilos y medir más de 1,50 metros.