Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 27 de julio de 2021
  • Actualizado 09:21

Intendencia decomisa 30 kilos de juegos pirotécnicos y verifica embutidos para San Juan

La principal sanción para los que estén vendiendo estos artefactos es el decomiso total de su mercadería y luego proceder a la destrucción de la misma. Esto afecta económicamente a los comerciantes.
Un funcionario municipal de  Cochabamba en un punto de venta de chorizo en Ceraddo.
Un funcionario municipal en un punto de venta de chorizo en Ceraddo.
Intendencia decomisa 30 kilos de juegos pirotécnicos y verifica embutidos para San Juan

La Intendencia Municipal decomisó 30 kilos de juegos pirotécnicos en dos días de operativos en el que los comerciantes vendían de manera ilegal ya que los mismos están prohibidos, indicó el intendente, Fernando Vargas.

La Alcaldía recordó a la población que la comercialización de juegos pirotécnicos está prohibida debido a la contaminación del medio ambiente, pero ahora más con la COVID-19 debido al daño que provoca en los pulmones de los enfermos y los que están en proceso de recuperación.

La principal sanción para los que estén vendiendo estos artefactos es el decomiso total de su mercadería y luego proceder a la destrucción de la misma. Esto afecta económicamente a los comerciantes.

Del mismo modo, en horas de la mañana procedieron a verificar los embutidos, salsas y panes para que la población pueda llevar a sus mesas productos de calidad y sin poner en riesgo su salud, informó el jefe de Defensa al Consumidor, Enrique Viscarra.

“Se ha cumplido la fase de certificación de calidad de los productos por las cualidades físico químicas y microbiológicas del producto (…) entramos a la fase operativa para verificar que las certificaciones estén en los puestos de venta”, manifestó Viscarra.

Los embutidos es lo que más se revisa y de encontrarse productos en mal estado se procede al decomiso, de los mismos y se busca a la embutidora que los reparte. Si está dentro del municipio se hace la verificación en la que se les puede clausurar, debido al peligro que representa para la salud.

Recomendó a los comerciantes mantener los embutidos por debajo de los 4°C para su conservación.