Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 28 de enero de 2022
  • Actualizado 16:16

Intendencia clausura el local Eva, lugar donde se realizó una fiesta masiva ayer

Es una clausura temporal después del evento realizado anoche que ha sido "un atentado contra la salud pública".
Una imagen de las afueras del local clausurado por la fiesta realizada anoche. GENTILEZA
Una imagen de las afueras del local clausurado por la fiesta realizada anoche. GENTILEZA
Intendencia clausura el local Eva, lugar donde se realizó una fiesta masiva ayer

El local Eva, que albergó anoche una fiesta ilegal donde hubo agresiones físicas contra periodistas y funcionarios, ha sido clausurado por la Intendencia municipal por "atentado contra la salud pública". 

Los dueños no abrieron las puertas del recinto mientras los funcionarios ediles realizaban la clausura del local, en cumplimiento a las sanciones que hace unas horas había anunciado el alcalde de Cochabamba, Manfred Reyes Villa. "Vamos a salir a controlar todos estos días porque no puede volver a repetirse la situación de ayer", había mencionado la máxima autoridad del municipio. 

Enrique Navia, intendente municipal, indicó que la clausura será por 10 días y que cualquier actividad programada para este fin de semana (como una boda) tendrá que ser "suspendida". "Esto es para precautelar la salud de la población. Estas fiestas masivas están prohibidas. Los eventos programados pueden realizarse al 50% del aforo. Aquí había una aglomeración muy grande y cuando salieron, no encontraron taxis, ni trufis. Se quedaron en la calle por un tiempo para después dirigirse a sus domicilios. Necesitamos frenar los contagios de la COVID-19", explicó ante los medios de comunicación.

El funcionario edil agregó que seguirán haciendo controles estrictos para evitar que haya aglomeraciones y recriminó las agresiones suscitadas anoche tanto a periodistas como funcionarios de la Intendencia, que "simplemente hacían su trabajo".

El secretario municipal de Salud, Anibal Cruz, indicó que, si bien el local tenía el permiso de funcionamiento, como lo indicó el dueño del mismo, se vulneró el aforó estipulado en el Decreto Municipal que regula estos eventos y que fue emitido el día de ayer.

"Esta fiesta ha sido autorizada antes del decreto municipal, sin embargo ayer sale el decreto y los responsables de cumplir eran los organizadores y los dueños del local. No podían tener esa cantidad de aforo, el hecho de que pongan un letrero a las seis de la tarde de que la fiesta había concluido no es excusa para no cumplir las normas", había aseverado.