Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 05 de marzo de 2021
  • Actualizado 21:53

Instituciones buscan precautelar más de 382 presas de Bolivia mediante jornadas de capacitación

La mayor cantidad de presas están concentradas en Cochabamba. Un estudio indica que más del 70% son destinadas para riego y cerca del 15% para dotar de agua potable a la población.
Presa en La Angostura, en Cochabamba. CORTESÍA
Presa en La Angostura, en Cochabamba. CORTESÍA
Instituciones buscan precautelar más de 382 presas de Bolivia mediante jornadas de capacitación

La Cámara Departamental de la Construcción de Cochabamba (Cadeco), la Asociación Boliviana de Geomecánica (BAG) y el Comité Nacional Boliviano de Grandes Presas (Bocold) organizan las Jornadas Técnicas de Presas para mostrar la importancia de más de 382 presas que existen en Bolivia.

El evento denominado “Diseño de Presas Sostenibles en Bolivia” se realizará del 25 al 29 de enero y del 01 al 05 de febrero, será transmitido de manera gratuita a través de las páginas de Facebook de las instituciones y del canal de YouTube de Cadeco, desde las 18:00 hasta las 20:00 horas. Tiene el objetivo de capacitar a profesionales nacionales e internacionales y de esa forma garantizar la dotación de agua para riego y agua potable en el país.

Al respecto, el presidente de la Cadeco, Raúl Solares, explicó que, ante las alteraciones climáticas actuales, se debe garantizar la disponibilidad de agua suficiente en Bolivia, y que es vital el conocimiento, control y reglamentación de este tipo de infraestructuras.

Además, agregó que las presas son muy importantes en la economía nacional y decisivas en sectores como la agricultura y en la generación de energía hidroeléctrica.

“Contaremos con la presencia de 10 expositores nacionales y 10 internacionales que harán hincapié en la doble exigencia de las presas: producir estructuras impermeables para almacenar y regular agua, y resistir el empuje del agua y evacuarla cuando sea preciso”, añadió.

Asimismo, la presidente de la BAG, Isabel Dorado, manifestó que el periodo de vida de las presas es casi eterno y es por eso que los profesionales deben capacitarse constantemente en normativas internacionales y en procesos constructivos.

“Nuestro objetivo es generar un espacio de capacitación y que las personas sepan la importancia de las presas en todo el mundo. Es importante regular el agua para el bienestar de la sociedad”, indicó.

Finalmente, el presidente de Bocold, José María Romay, destacó que Bolivia tiene un enorme potencial para construir grandes presas y que es necesaria la capacitación constante. “A penas explotamos un 5% de nuestra capacidad en la construcción de presas, queda mucho por hacer”, dijo.

El Ministerio de Medio Ambiente y Agua detectó en 2018 que en Bolivia existían 382 presas, entre pequeñas, medianas y grandes. Cochabamba es el departamento que concentra la mayor cantidad (131) debido a las condiciones favorables que ofrece la cordillera oriental y los valles interandinos, y su uso es destinado principalmente a la agricultura; le sigue Potosí (90) cuyas construcciones datan de la época colonial para abastecimiento de agua de consumo humano destinado a las poblaciones urbanas y mineras; y finalmente Chuquisaca (60).

El estudio indica que más del 70% de las presas son destinadas para riego y cerca del 15% para dotar de agua potable a la población. El otro porcentaje está dividido entre generar energía hidroeléctrica, procesamiento de ingenios mineros, uso ambiental y uso múltiple.

Presa de Misicuni, en Cochabamba. BAG-CADECO-BOCOLD

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad