Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 16 de junio de 2021
  • Actualizado 02:55

Innovan el rellenacoto, una tripa beniana convertida en un hot dog

El creador de atoracoto presentó su nueva creación culinaria. Estará disponible en Cochabamba el viernes, en sus dos sucursales de Cercado y Quillacollo.

Rodrigo Rivero muestra su nueva creación culinaria, el rellenacoto. RODRIGO RIVERO
Rodrigo Rivero muestra su nueva creación culinaria, el rellenacoto. RODRIGO RIVERO
Innovan el rellenacoto, una tripa beniana convertida en un hot dog

Rodrigo Rivero, el creador del atoracoto, vuelve a innovar en el ámbito culinario. Lanzó el rellenacoto: una tripa rellena hecha un hot dog.

“Lo probé y dije: ‘esto es una locura”. Esas fueron las primeras palabras de Rodrigo cuando descubrió que su nueva fusión culinaria, a la que denominó rellenacoto, era un verdadero “manjar de dioses”.

La base de su creación es la tripa rellena beniana, pero no cualquiera, una que está hecha al pie de la letra de la receta de su madre Carmelita Áñez, que se hizo de fama en Cochabamba por ofrecer este preparado en su ex restaurante llamado Camba Colla, que estaba ubicado por la avenida Pando.

Rodrigo introdujo esa tripa en un pan especial, parecido al del hot dog, de 25 centímetros de largo, y le dio un toque final con yuca rallada y frita; ensalada de cebollas y tomates; y una salsa de ají “gusanito”, que es típico de Beni.

Los comensales cruceños fueron los primeros en degustarlo ayer, en su lanzamiento.

HISTORIA

La historia del rellenacoto se remonta a noviembre de 2020, cuando Rodrigo llevó el atoracoto (una mezcla del trancapecho qhochala con el majadito cruceño) a Trinidad, Beni. Allá, comió tripa y se la sirvieron con un trozo de yuca, como es tradición.

El cochabambino decidió potenciar el sabor de ese chorizo de Beni convirtiéndolo en un “panchito” o hot dog. “Dije: ‘la voy a vestir a la tripa rellena”.

La receta estaba lista ese mismo mes, pero le tomó hasta esta semana montar toda la logística para comercializarlo.

Empezó buscando el pan y como no encontró uno “imponente” encomendó a una panadería cruceña que le hornee uno de 25 centímetros, especialmente para el rellenacoto. Luego, perfeccionó su técnica artesanal en la elaboración de la tripa beniana y últimamente estaba afinando detalles de los envases.

La proyección es comercializar el nuevo producto a 20 bolivianos y estará disponible en Cochabamba mañana en sus dos sucursales.

DETALLES

Actualmente, las creaciones culinarias de Rodrigo dan empleo a 20 familias en Santa Cruz, Cochabamba y Beni, gracias a las sucursales abiertas.

Solo en la Llajta hay dos restaurantes Atoracoto, uno en Cercado, ubicado en la avenida 16 de Julio, entre Colombia y Heroínas; y otro en Quillacollo, en el kilómetro 12 de la avenida Blanco Galindo.

Prevén la apertura de un nuevo restaurante en Sacaba la siguiente semana.