Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 26 de septiembre de 2022
  • Actualizado 00:02

GESTIÓN SUSTENTABLE

Innovadores apuestan por champú de quinua, atrapanieblas y menos plástico

Estos proyectos están entre los nueve que fueron premiados el viernes, en Cochabamba, con el reconocimiento Kamay a la Innovación 2022.
Las ingenieras ambientales Winny Alejandra Sejas Lazarte y María Laura Pinedo Maráz exponen los productos Sumay.               NOÉ PORTUGAL
Las ingenieras ambientales Winny Alejandra Sejas Lazarte y María Laura Pinedo Maráz exponen los productos Sumay. NOÉ PORTUGAL
Innovadores apuestan por champú de quinua, atrapanieblas y menos plástico

Recolectar agua de la niebla, hacer champú con lo que serían desperdicios de la quinua, generar plantines en envases reciclables y nanotecnología para la medicina son solo parte de proyectos innovadores de personas emprendedoras que, de a poco, van abriéndose espacio en diferentes mercados en Cochabamba y el resto del país.

Estos proyectos están entre los nueve premiados el viernes, en Cochabamba, con el reconocimiento Kamay a la Innovación 2022, otorgado por la Federación de Entidades Empresariales Privadas de Cochabamba (FEPC), la Universidad Privada Boliviana (UPB), la Universidad Mayor de San Simón (UMMS), la Universidad Católica Boliviana San Pablo (UCB), la Universidad Privada del Valle (Univalle), la Universidad Privada Franz Tamayo (Unifranz), la Universidad Privada Domingo Savio (UPDS) y la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (UAGRM).

Los proyectos implementan tecnologías y procesos de innovación, desde un enfoque basado en la gestión sustentable de agua, aire, tierra, eficiencia energética, salud y recursos naturales para mejorar las condiciones del medio ambiente impulsar el desarrollo del país.

DESDE CHAMPÚ HASTA LAVAVAJILLAS La propuesta de Sumay es un emprendimiento que se dedica a la elaboración de detergentes ecoamigables utilizando saponina de Quinua. Se pretende aprovechar la alta producción de volumen de quinua en Bolivia, que en 2022 superó las 37 mil toneladas.

Winny Alejandra Sejas Lazarte explicó que utilizan la saponina, que es aquel componente espumoso que sale cuando se lava la quinua. Esa espuma seca es la saponina.

“Usamos la saponina de quinua, que es un desecho de la producción de quinua. Hemos revalorizado este desecho para desarrollar el componente base de lo que es un champú, un lavavajillas”.

Ofrecen champú, acondicionador, lavavajillas y champú para perros; además anuncian nuevos productos.

Las ingenieras ambientales a cargo del proyecto comenzaron en 2018 con pruebas. Poco a poco avanzaron con el proceso de purificación.

“Los productores de quinua desechan grandes cantidades de esta saponina, la acumulan, y no saben qué hacer. Entonces, nosotros hemos agarrado esa saponina, y hemos trabajado e investigado para el tema de su purificación y para poder aprovecharla”.

En 2019 arrancaron con el producto, desarrollando la marca. Ya es posible adquirir los productos Sumay en diferentes tiendas. El champú cuesta 25 bolivianos, al igual que el acondicionador, ambos de 500 mililitros (ml). También se hace la venta a granel.

En redes sociales se les encuentra como Sumay.

EN LA SIBERIA La Siberia es una zona situada en la carretera antigua entre Cochabamba y Santa Cruz, donde existe niebla de manera permanente.

El sector fue el ideal para probar el proyecto del chuquisaqueño e ingeniero civil Alberto Poveda Torrez: el atrapanieblas, para obtener agua.

Explicó que se trata de un sistema que se instala a determinada altura con el fin de capturar partículas de la niebla.

“La neblina, al estar en un estado gaseoso, no tiene el suficiente peso para poder asentar sobre la tierra. Entonces, lo que nosotros hacemos al instalar estos atrapanieblas es que la neblina choque con la malla. Entonces, se van formando gotitas más grandes, las cuales por gravedad van cayendo a la canaleta colectora, y son transportadas hasta un tanque de almacenamiento de agua”.

El atrapanieblas está compuesto por postes de eucalipto, malla Raschel, canaleta colectora de tubo PVC, codo PVC, reductores de PVC, pegamento para tubería, alambre galvanizado, bisagras para malla, manguera común y tanque para almacenamiento.

En Perú es donde más se desarrolla este sistema. Poveda apuesta por el atrapanieblas en el país para coadyuvar en las alternativas ante la problemática de la falta de agua.

De acuerdo con estudios en otras partes del mundo, el atrapanieblas capta entre uno y cinco litros por día. “Sacando un promedio, tenemos 2.61 por día por metro cuadrado”.

ESPECIES DEL TUNARI Ingenieros forestales del Centro de Semillas Forestales (Basfor) / Escuela de Ciencias Forestales (ESFOR) desarrollaron en Cochabamba un modelo de innovación tecnológica que permite mejorar la producción de plantas en viveros forestales, impulsando el reemplazo de las bolsas plásticas negras pequeñas por tubetes forestales de plantines con alta demanda por el valor su madera, en este caso de especies propias del parque Nacional Tunari (PNT).

“Los tubetes incrementan la eficiencia de la mano de obra en las labores de siembra, riego, reduce la cantidad de insumos y la contaminación del campo”, explicaron desde Basfor. 

Ademar Vargas expuso que se cambia del sistema de bolsa a tubetes.

“Esto es reciclable. Puede servirnos para dos, tres, cuatro, cinco años; las bolsas que teníamos antes, servían solo un año. El problema es que una vez que se hacen las plantaciones, las bolsas se botan al suelo, estamos contaminando. Para evitar eso, nosotros estamos cambiando por el sistema de tubetes”, dijo, y añadió que este sistema mejora también las condiciones de las raíces y la planta en sí.

Laura Faviola Medrano Sejas detalló que utilizan especie nativas y exóticas, revalorizando las que están en peligro de extinción y vulnerables que hay en el Tunari, una de las áreas protegidas más importantes en el departamento. Entre las especies están las kewiñas, chacateas y otras.

Este proyecto nació este año y se empieza a implementar. Quien quiera adquirir los plantines en estos tubetes, pueden hacerlo en las instalaciones de Basfor, en la avenida Atahuallpa final norte, en la ESFOR, donde además les darán el asesoramiento técnico necesario.

ÁREA DE SALUD Vianca Yucra Meneses explicó que Eco – Kleanz tiene dos líneas de productos: uno para el cuidado personal y otro de limpieza.

Respecto al proyecto presentado en Kamay, informó que se trata de un óxido cerámico que se puede aplicar en pintura, vidrio. De esta manera contribuyen a la temática de salud y plantean una metodología para la obtención de nanopartículas de diferentes tipos de alúmina hechas a base de materia prima de bajo costo para la aplicación en la biomedicina.

“Es una ciencia nueva, las nanopartículas y la nanotecnología”, dijo, haciendo referencia al estudio y la manipulación de materia en tamaños increíblemente pequeños, generalmente entre uno y 100 nanómetros.

Rossi Neysa Muñoz Siles manifestó que desarrollaron este proyecto, que ya existe en otros países, hace un año en investigación en laboratorios.

“Hay bastante demanda de este producto. Estamos tratando de hacerlo a una escala piloto para cubrir la demanda”, agregó.