Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 28 de octubre de 2021
  • Actualizado 13:06

Informe del GIEI dice que miembro de RJC murió por la manipulación de una bazuca casera

Las investigaciones descartan que la víctima haya fallecido por la golpiza de grupos afines al Movimiento Al Socialismo.
Familiares y vecinos velan los restos de Limber Guzmán en su domicilio particular en Alto Cochabamba, el 7 de noviembre de 2019. Dico Solís ARCHIVO
Familiares y vecinos velan los restos de Limber Guzmán en su domicilio particular en Alto Cochabamba, el 7 de noviembre de 2019. Dico Solís ARCHIVO
Informe del GIEI dice que miembro de RJC murió por la manipulación de una bazuca casera

El informe del GIEI respecto a la crisis social de 2019 sugiere que Limbert Guzmán, el joven de 20 años que falleció en inmediaciones de la avenida Blanco Galindo en los enfrentamientos entre simpatizantes del Movimiento Al Socialismo (MAS) y miembros de la Resistencia Juvenil Cochala (RJC), falleció a causa de un proyectil de una bazuca casera que el habría manipulado y niega la versión de que haya sido víctima de una golpiza.

El informe de las páginas 68 hasta la 72, desglosa, en base a informes médicos, notas de prensa y testimonios, los momentos en el que Guzmán perdió la vida. 

"El GIEI estima que la muerte de Limbert Guzmán no se produjo por agresiones o golpes en su contra, sino que fue resultado de un accidente por el uso de una bazuca artesanal, que explotó mientras la manipulaba sobre su hombro o cuando se cruzó en la línea de fuego de sus compañeros que manipulaban una bazuca cerca de él (sic)", indica el informe.

En aquel entonces, cuatro personas fueron aprehendidas y acusadas por haber sido presuntamente los agresores del joven de 20 años. 

El informe de la entidad internacional afirma que, tras contactar a las personas implicadas y evaluar material audiovisual correspondiente al caso, ninguna de los presuntos responsables tienen relación directa con el hecho.

"El GIEI evaluó videos, fotografías y la documentación sobre su aprehensión y entrevistó a uno de los detenidos, y no encontró pruebas que demuestren que los aprehendidos tengan relación con los hechos que resultaron en la muerte de Limbert Guzmán", indica el texto.

Además, el informe toma en cuenta el testimonio de un testigo que argumenta a la Fiscalía Departamental de Cochabamba que el joven habría disparado la bazuca y que esta, a raíz de una falla, impactó en la humanidad de Limbert.

LUTO Y OLVIDO

En noviembre de 2020, un año después del hecho, la familia de Limbert afirmó que las autoridades se habían olvidado de la muerte del joven y pedían apoyo para conocer la verdad de los hechos. 

En aquel entonces, este medio se comunicó con el padre de Limbert quien comentó que el informe de la CIDH sería esclarecedor para definir lo que había pasado con su hijo.

En la última conversación que el padre de Limbert tuvo con su hijo, el joven le aseguro esta bien, minutos después una llamada alertó al padre que su hijo estaba siendo trasladado al hospital. Hasta el día de hoy se desconoce quien fue el que realizó la llamada.