Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 22 de octubre de 2020
  • Actualizado 14:25

INFECTÓLOGO ADVIERTE SEGUNDA OLA DE COVID-19 SI NO HAY PRUEBAS MASIVAS PCR

64% de camas de internación y el 90% de terapia intensiva están ocupadas, pese a que sube la tasa de recuperados

El responsable de Vigilancia Epidemiológica del SEDES, Rubén Castillo, dijo que la población debe asumir medidas de bioseguridad más rigurosas si se aplica la flexibilización en los municipios. El Gobierno dio a conocer que Bolivia ingresará en septiembre a la fase de post confinamiento.
Familiares de pacientes con COVID-19 aguardan informes en puertas del hospital Solomon Klein. FOTO: Dico Solís
Familiares de pacientes con COVID-19 aguardan informes en puertas del hospital Solomon Klein. FOTO: Dico Solís
64% de camas de internación y el 90% de terapia intensiva están ocupadas, pese a que sube la tasa de recuperados

El 64% de las camas de internación y el 90% de las de terapia intensiva están ocupadas en los hospitales centinela (Solomon Klein, Sur y Viedma) de Cochabamba, pese a que redujo el registro diario de pacientes positivos al virus y subió la tasa de recuperados, informó ayer el responsable de Vigilancia Epidemiológica del Servicio Departamental de Salud (SEDES), Rubén Castillo.

“El objetivo es disminuir el porcentaje de ocupación (de camas) con la recuperación de pacientes, pero no estamos viendo eso. Esta enfermedad tiene su curso de complicaciones y cuando se llega a terapia intensiva hay un 80% de la probabilidad de letalidad. Vamos a evaluar con el transcurso de los días”, manifestó.

Apuntó que la tasa de recuperación subió a 64% en el departamento, pero también la tasa de letalidad a un 7.5%. Aunque, dijo que es un “comportamiento habitual” e “inversamente proporcional”.

El 27 de agosto, el Gobierno dio a conocer que Bolivia ingresará en septiembre a la fase de post confinamiento y de vigilancia comunitaria, lo que conlleva a flexibilizar las restricciones dependiendo del nivel de riesgo de contagio en los municipios. Si bien la cifra ha reducido en comparación con la semana pasada, aún existe la amenaza de un rebrote.

Al respecto, Castillo dijo que la flexibilización no es sinónimo de peligro, pero recordó a la población que al levantarse algunas restricciones también se debe cumplir y fortalecer las medidas de bioseguridad. “No podemos volver a la normalidad porque aún hay circulación del virus, esa es la condición para flexibilizar. Lo que significa que mientras más gente veamos en la calle, más protección debemos tener. Es importante el uso de barbijos recomendados e higienizantes y el distanciamiento social”.

POST CONFINAMIENTO El médico infectólogo, Juan Saavedra, en el programa Asuntos Centrales, señaló que la curva epidémica mejoró y que desde hace 28 días ha ido en descenso en el país, pero considera que la decisión del post confinamiento debe ser evaluada.

“No se puede poner en manos de la población toda la responsabilidad porque se necesita de la contraparte. Debería haber disponibilidad de pruebas de COVID-19 en las rotondas y otros lugares públicos para que la gente conozca si tiene o no el virus. Tiene que haber un testeo masivo en base a las pruebas de PCR (no las rápidas) y que se aplique la estrategia que otros países porque el diagnóstico, aislamiento y tratamiento son los pilares para un buen manejo de la epidemia”, manifestó.

Destacó la importancia de que el Gobierno nacional, los gobiernos departamentales y municipales inviertan en pruebas PCR porque es la única manera de diagnosticar, aislar y tratar a los enfermos.

“De nada sirve únicamente insistir en el distanciamiento social, higienización y uso del barbijo porque si no tenemos un testeo masivo habrá una segunda oleada (de contagios)”, manifestó.

ANALIZAN MEDIDAS El asesor de la Alcaldía de Cochabamba, Álex Contreras, dijo en el programa Buena Noche de OPINIÓN, que el Gobierno tomó una decisión contradictoria al levantar casi todas las restricciones contra el coronavirus.

“No entiendo las decisiones del Gobierno nacional. Nos decían que las elecciones del 6 de septiembre se debían suspender porque nos encontraríamos en el pico más alto, y con las medidas que han tomado ahora nos muestran todo lo contrario”, manifestó.

Presume que la cuarentena está siendo politizada, pero que tendrán que adecuarse a esa disposición. Aunque, añadió que los bolivianos deben aprender a vivir con el virus y por eso la Alcaldía toma medidas para volver paulatinamente a la normalidad.

Se ha permitido la apertura de iglesias y se reanudaron las actividades en gimnasios. “Si detectamos irregularidades no solamente los gimnasios tendrán problemas, sino habrá clausura de los centros que no están cumpliendo”.

Contreras anunció que este sábado sostendrían una reunión en la Alcaldía para hacer un análisis de las últimas medidas anunciadas por el Gobierno que rigen desde el 1 de septiembre, pero las determinaciones para el municipio y el departamento aún no han sido dadas a conocer y se prevé su anuncio en las próximas horas.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad