Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 29 de noviembre de 2021
  • Actualizado 17:27

Desgracia en Alalay amenaza el hogar de 130 especies de aves, peces y flora

Las aves son el grupo más golpeado por el incendio suscitado la noche de este martes, al punto en el que tuvieron que desalojar el área por varias horas. Al retornar, se vieron obligadas a merodear el área, pues sus nidos y comederos ya estaban quemados.

Aves en la laguna Alalay después del incendio. DICO SOLÍS
Aves en la laguna Alalay después del incendio. DICO SOLÍS
Desgracia en Alalay amenaza el hogar de 130 especies de aves, peces y flora

El incendio de magnitud, que inició la noche de este martes en la laguna Alalay pone en riesgo el hogar y la calidad de vida de cientos de especies de animales, totorales, plantas y árboles que habitan en el ecosistema de este espejo de agua.

AVES
Según un informe del ingeniero ambiental Rodrigo Meruvia, alrededor de 130 especies de aves habitan, se alimentan, reproducen y anidan en la laguna Alalay. 

Las aves son el grupo más golpeado por el incendio suscitado la noche de este martes, al punto en el que tuvieron que desalojar el área por varias horas. Sin embargo, al retornar se vieron obligadas a merodear el área, pues sus nidos y comederos ya estaban quemados.

Numerosos nidos fueron consumidos por el fuero voraz, que destruyó incluso a muchos ejemplares que se quedaron en el sitio a pesar del riesgo. Según la voluntaria de Bomberos Quebracho de Santa Cruz, Anahí Paravicini, la primera reacción de las mamás ante este tipo de emergencias es echarse sobre sus crías y así tratar de proteger su vida de las llamas.

Meruvia apunta que una de las primeras alternativas que tomarían las aves es migrar a lagunas cercanas como Coña Coña y Quenamari, por ser territorios muy similares a su, ahora quemado, hogar. Sin embargo, el riesgo no termina ahí, ya que los otros espejos de agua tampoco presentan óptimas condiciones.

"Coña Coña está casi sin agua, pero hay espacios donde aún podría tener que anidase y buscar protección para estas aves en esta época, pero realmente la cantidad perdida en el incendio de anoche es muy grande y lamentable", señala.

 

PECES, ROEDORES, REPTILES Y OTROS
Entre las muchas otras especies que habitan Alalay, destacan cuatro: el platino, que es nativo -aunque es considerado casi extinto por muchos expertos-, las carpas, gambusias y pejerreyes.

A pesar de tener el agua como hábitat, los peces también corren gran riesgo debido al incendio por la contaminación con las cenizas.

Según el director de Medio Ambiente de la Alcaldía de Cochabamba, Elvis Gutiérrez, las lluvias venideras asentarán las cenizas llevándolas hasta el vaso de agua y agravando aun más los niveles de contaminación de la laguna.

También habitan en Alalay al menos dos tipos de reptiles, roedores pequeños y medianos, ranas, sapos, al menos 50 especies de mariposas y otros organismos más pequeños.

FLORA
Meruvia explica que la especia predominante en la flora son los totorales que, desafortunadamente y en su estado de sequedad, sirvieron como combustible para la rápida y gran expansión del incendio en la laguna.

Además, en los alrededores del agua se asientan muchos árboles jóvenes, con dos años de edad, que fueron plantados dentro del plan de forestación de la laguna en las pasadas gestiones.

Asimismo, existen algunos eucaliptos y variedad de otros árboles.

Meruvia insta a las autoridades a plantear como un tema prioritario en la agenda de trabajo del departamento el cuidado y preservación de estas especies, así como la prevención de incendios. Repudió que los bomberos y grupos de rescate aún sufran carencias en cuanto a herramientas para paliar los focos de calor, dado que "no es algo reciente y, lamentablemente, se ha vuelto algo recurrente".