Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 21 de mayo de 2022
  • Actualizado 02:31

AGENDA METROPOLITANA

Impulsan red de terminales y prevén una nueva construcción en 2023

No se excluye de este plan a la terminal anunciada por la Alcaldía de Cochabamba para construirse en Albarrancho.
La terminal de buses situada en la avenida Ayacucho, en Cochabamba.      NOÉ PORTUGAL
La terminal de buses situada en la avenida Ayacucho, en Cochabamba. NOÉ PORTUGAL
Impulsan red de terminales y prevén una nueva construcción en 2023

Al margen de promover el traslado de una terminal de buses de una zona a otra, las autoridades cochabambinas promueven el proyecto de red de terminales de pasajeros en el Eje Metropolitano. Además, apuntan al inicio de la construcción de una nueva terminal en un sector de la ruta al Valle Alto, sin que esto implique anular la que impulsa la Alcaldía de Cochabamba en Albarrancho.

El plan de la red de terminales es parte de los más de 40 temas incluidos en la agenda metropolitana 2021 – 2025 de Cochabamba, ente que encabeza la Gobernación.

Aunque la idea surgió en 2016, el proyecto se aprobó en 2021 en Gabinete de la Gobernación. Toma en cuenta un modelo desconcentrado que integra equipamientos de terminales y paradas de transporte de pasajeros de larga distancia.

El secretario de Planificación de la Gobernación de Cochabamba, Guillermo Bazoberry, explicó que el plan apunta a la red de terminales de pasajeros y no de buses.

“Es mejor tener cuatro terminales de 25 andenes a tener una terminal de 100 andenes”, expresó, y explicó que se debe considerar la necesidad y comodidad de la gente. Describió que existen apeaderos en distintos lugares, porque la gente busca subir y bajar donde le sea más fácil.

“Lo que hay que hacer es construir un pequeño refugio, darles iluminación, seguridad. Hasta los taxistas saben a qué hora pasan los buses y esperan pasajeros en lugares como el Viaducto”.

LA ACTUALIDAD En la actualidad, existe un modelo parcialmente desconcentrado.

La principal terminal interdepartamental está en la avenida Ayacucho., con capacidad rebasada y con concentración de la mayor parte de usuarios; el plan maestro expone que existe alta congestión vehicular por su proximidad al mercado “La Cancha”, por el transporte público, pero que es de importancia para los comerciantes. Una construida en Quillacollo está abandonada. La de Sacaba tiene uso “muy por debajo de su capacidad”; Bazobeery dijo que está subutilizada, y que no tiene licencia para hacer viajes interdepartamentales.

“Sostenemos que la de la Ayacucho debe quedarse, porque tiene pasajeros que viene de Oruro, principalmente, para hacer negocios en La Cancha. No tiene sentido hacerlos bajar en otro lugar, para que suban las cosas a un taxi y vayan ahí. Quien no quiere sufrir este embotellamiento, que se baje en otra parada”.

Por otro lado, existe el uso de paradas intermedias informales.

A FUTURO El Secretario de Planificación recordó que existen terrenos del Servicio Departamental de Caminos (Sedcam) que están dispuestos para una nueva terminal. El área está en el kilómetro 7 y medio de la avenida Petrolera, vía al Valle Alto. Se estima que el inicio de trabajos se incluya en el Plan operativo Anual (POA) 2023.

Entretanto, la Alcaldía de Cochabamba acompaña un emprendimiento privado, y ya se colocó la piedra fundamental para una terminal en Albarrancho, al sur de la ciudad. Al respecto, Bazoberry dijo que no será excluida de la red.

“Para nosotros, bienvenida a la red, porque también tendrá sus pasajeros en sus proximidades”, dijo, y agregó que la red puede tener cinco, seis terminales.

Expuso la posibilidad de que en otros municipios también se construyan, incluso con emprendimientos privados en los mismos talleres de servicio de las flotas.

“Si eso está regulado, que salga nomás”, expresó, y enfatizó que la idea no puede ser que se dé un alivio temporal con un traslado, porque las zonas podrían “volver a colapsar”.

Añadió que también podrían acoplarse a la red las terminales de lugares como Punata y Aiquile; y el proyecto terminaría siendo departamental y no solo metropolitano.

La propuesta del proyecto, resalta que es un modelo que se irá implementando de manera proporcional, de acuerdo con el crecimiento de la población y preferencia de uso por localización de origen y destino.

“Integra los servicios de transporte interdepartamental e interprovincial en terminales intermodales. Recupera las terminales de Sacaba y Quillacollo y las prácticas de subidas y bajadas en paradas intermedias (Viaducto, Colcapirhua, Quintanilla y otros)”.

SISTEMA DE VENTA Además, incorpora el uso de Tecnologías de Información y Comunicación (TIC) y Sistemas de Transporte Inteligente (STI).

Bazoberry incidió en que la red consistiría en un sistema de venta de pasajes, como los boletos de avión, con aplicación en celulares, compra en efectivo de personas que quieran vender y otras alternativas.

“Puedes elegir salir de Quillacollo, ver cuánto cuesta, a qué hora sale, si hace paradas. Uno decide o compra y decide si quiere subir en el Arco. Si no hay en el horario, buscará en otra terminal. El chofer sabrá en qué lugar va a subir cada pasajero”.

Aseguró que la Gobernación desarrollará el sistema informático de venta de pasajes.

“En eso consiste la red, que todos estarían obligados a anunciar sus pasajes ahí”.

Se estima que solo con las terminales de Cochabamba, Quillacollo y Sacaba, la red ya puede funcionar.

TRANSPORTE PESADO Otro tema dentro la agenda metropolitana es el del transporte pesado.

El Secretario de Planificación explicó que, en este caso, la idea es “sacar el transporte pesado de la Circunvalación Norte” para que se traslade ese tráfico al sur, por caminos que tengan buen perfil, aunque no tengan pavimento.

Es una propuesta que se emitió entre las autoridades municipales que hacen al Consejo Metropolitano Kanata.

En este caso, Bazoberry aclaró que los buses de pasajeros no debieran ser considerados de transporte pesado, sino solo los camiones de carga. Por tanto, los buses podrían continuar usando vías de la ciudad.