Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 24 de octubre de 2021
  • Actualizado 21:59

Identifican dos virus en cultivos de habas del valle

Ocasiona que las vainas sean pequeñas, entre otros efectos. Sugieren termoterapia y uso de semillas certificadas.
Cultivos de habas en Parotani, Cochabamba. DICO SOLÍS
Cultivos de habas en Parotani, Cochabamba. DICO SOLÍS
Identifican dos virus en cultivos de habas del valle

Las plantaciones de habas de algunos municipios del Valle Alto de Cochabamba son afectadas por dos virus.

El fitopatólogo y docente de la Facultad de Ciencias Agrícolas de la Universidad Mayor de San Simón (UMSS), Mario Coca, explicó que son dos virus “muy diseminados”, especialmente, en Cliza y Toco. 

Uno de ellos es denominado el virus “mosaico amarillo” y el otro es el del enrollado, de acuerdo con las investigaciones.

Estos virus provocan al menos tres consecuencias sobre los cultivos. Una de ellas es que reducen gradualmente el rendimiento de las plantas; además, disminuyen el tamaño de la vaina y las hojas de las plantas de habas.

CAUSAS

Esta situación, según Coca, se debe a que gran parte de las semillas de habas ya están contaminadas con esta enfermedad y también incide la presencia de insectos que diseminan este mal.

Otro factor, en su criterio, es el cambio climático. “Suficiente que haya un incremento de un grado centígrado y el insecto se incrementa sustancialmente”. Estos áfidos (insectos homópteros que se alimentan de materias vegetales y forman plagas perjudiciales) son vectores que esparcen los virus.

ALTERNATIVAS

Para frenar esta situación, el equipo de la UMSS tiene dos planteamientos. Uno de ellos es que los productores usen semillas certificadas.

Por otro lado, dijo que se podría intervenir con termoterapia (uso de calor sobre los organismos vivos), que es una alternativa sin químicos, ya que “para los virus no hay viricidas”.

Se procedería con tratamientos de hasta una hora en las plantaciones. La facultad está desarrollando estas estrategias.

Coca lamentó que esta enfermedad esté tan esparcida y, preliminarmente, considera que esta situación se replica en casi todos los municipios de los valles que tienen este tipo de cultivos.