Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 05 de diciembre de 2021
  • Actualizado 16:00

Identifican más de 100 casos de diabetes al día en Cochabamba

La gestión pasada diagnosticaron a más de 40 mil personas con esta enfermedad en el departamento, la cifra se elevó respecto a años anteriores.
Una persona con diabetes se somete a un chequeo médico. Noticias de Salud
Una persona con diabetes se somete a un chequeo médico. Noticias de Salud
Identifican más de 100 casos de diabetes al día en Cochabamba

La diabetes gana terreno en Cochabamba. Identificaron más de 100 casos al día en 2020, a pesar de que los servicios de salud estaban restringidos por el brote de coronavirus.

La psicóloga Lizette Martínez explicó que la diabetes es una enfermedad crónica, “significa que tiende a empeorar y que no tiene cura”. Se caracteriza por la presencia de niveles elevados de glucosa en la sangre, como consecuencia de la deficiencia del páncreas en la producción de la insulina, que es la hormona que se encarga de regular el azúcar en el cuerpo.  

En total, 40.090 personas fueron diagnosticadas con esta enfermedad el año pasado en el departamento, de acuerdo con el Sistema Nacional de Información en Salud (SNIS).

El responsable del Programa de Salud Renal y Enfermedades No Transmisibles del Servicio Departamental de Salud (SEDES), Ramiro Coca, dijo que lo más llamativo es que entre este grupo de diabéticos identificados en 2020 había 4.495 menores de 18 años de edad.

La autoridad remarcó que la cifra es superior a la registrada en años anteriores. En 2018, por ejemplo, la gestión cerró con 27.797 casos en Cochabamba.

Hasta abril de 2021 ya suman cerca de 20 mil enfermos en el departamento. Hay 16.725 adultos con Diabetes Tipo 2 y 1.571 menores con Diabetes Tipo 1.

Coca indicó que, si bien las cifras son alarmantes, es posible que existan más casos sin notificarse, pues hay diabéticos que no acuden a establecimientos de salud y solo palían la enfermedad con remedios naturales o acudiendo a la farmacia.

SITUACIÓN La psicóloga Martínez señaló que en Bolivia la diabetes no es considerada en la dimensión de su gravedad. “Muchas personas diagnosticadas, omiten el autocuidado: un tratamiento inmediato y un cambio en sus hábitos, por lo general, esperan presentar complicaciones crónicas para tomarla con seriedad”.

Sugirió cuidarse comiendo sano, con una rutina diaria de ejercicios, evitando el sedentarismo, cumpliendo con la medicación, atendiendo a las señales de incremento de glucosa, supervisando la presión arterial, advirtiendo señales de heridas en los pies, compartiendo los sentimientos, apoyándose en la familia y amigos y, si es posible, participando de espacios de información con otras personas que sufren la enfermedad. Lo más importante, remarcó, es “buscar ayuda médica cuando sea necesario”. 

Lamentó que la pandemia por COVID-19 haya dificultado el acceso de pacientes diabéticos a la medicación y atención en centros de salud, a pesar de que “son población en riesgo de tener síntomas graves o morir, están en situación de mayor vulnerabilidad, organizaciones de salud apuntan al autocuidado y autogestión de la enfermedad como aspectos muy importantes en la actualidad y en futuro en el contexto pandémico”.