Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 17 de abril de 2021
  • Actualizado 22:38

Identifican “áreas de interés hidrocarburífera” en 4 municipios del Trópico

Se trata de Villa Tunari, Puerto Villarroel, Shinahota y Entre Ríos. Actualmente, se desarrolla la perforación de un pozo exploratorio en ese sector del departamento.

Un profesional en un área de exploración hidrocarburífera de Cochabamba. ARCHIVO
Un profesional en un área de exploración hidrocarburífera de Cochabamba. ARCHIVO
Identifican “áreas de interés hidrocarburífera” en 4 municipios del Trópico

En cuatro municipios del Trópico de Cochabamba hay “áreas de interés hidrocarburífera”.

Son áreas que están dentro de cuatro municipios de las provincias Chapare y Carrasco: Villa Tunari, Puerto Villarroel, Shinahota y Entre Ríos, de acuerdo con información de la Dirección de Desarrollo Industrial, Energía e Hidrocarburos de la Gobernación de Cochabamba.

En esos sectores hay cinco “áreas de interés” hidrocarburífera: Manco Kápac, San Miguel, Izarzama, Litoral e Iviriza.

El titular de esa instancia, Moisés Quispe, dijo que uno de esos proyectos exploratorios es el denominado SMG X2ST, con sede en Entre Ríos, a más de 260 kilómetros de distancia de la ciudad de Cochabamba.

MÁS ZONAS

Al margen, hay tres áreas compartidas con otros departamentos en las que Cochabamba explora hidrocarburos. 

Se trata de más de 306 mil hectáreas en la zona llamada Securé, que son compartidas con Beni; más de 262 mil hectáreas en El Chore, que también son parte de Santa Cruz; y más de 82 mil hectáreas en Puerto Grether, que son parte del departamento cruceño.

Las dos primeras zonas mencionadas son consideradas “no tradicionales”, solo la última es un área exploratoria tradicional.

DETALLES

Quispe dio detalles sobre uno de los proyectos exploratorios que recientemente reactivó Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) en Cochabamba: el Pozo San Miguel X2ST.

Explicó que se desarrollará la perforación en la provincia Carrasco con equipos de perforación propios, a través de YPFB Chaco.

Resaltó que esta exploración se desarrolla con profesionales íntegramente bolivianos y tendrá una inversión aproximada de 66 millones de dólares.

Los resultados de este procedimiento están previstos para 2022 “y el periodo de prueba durará aproximadamente siete meses”.

Añadió que, si resulta exitoso, producirá un volumen aproximado de 200 billones de pies cúbicos, “con lo que el total de la producción puede llegar a los 35 millones de pies cúbicos, lo que en dinero equivale aproximadamente a 1.000 millones de dólares en renta petrolera”.

Gracias a estos ingresos, Quispe prevé que aumenten “consideradamente las regalías departamentales por la producción de hidrocarburos” para Cochabamba.

EMPLEOS

El Vicepresidente de Contratos de Administración y Finanzas de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Armin Dorgathen, destacó que las labores de exploración permiten generar fuentes de empleo, entre directas e indirectas. En el caso de San Miguel X2ST, están cerca del centenar, cantidad que se incrementará si los resultados son positivos, con las nuevas actividades emergentes, de acuerdo con un comunicado oficial de YPFB.