Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 20 de junio de 2021
  • Actualizado 09:18

Madre e hija activistas por los animales piden adoptantes y hogar para 100 perros

Ambas son parte de Defensores de Animales San Roque, de Quillacollo. Estela Durán, quien además de dedicar su vida a la protección de los canes es profesora y da clases virtuales, asegura que la ampliación de la ley 700 no se cumple. 
Estela Durán y su madre, doña Blanquita, junto a Valentín y Chispita. Opinión
Estela Durán y su madre, doña Blanquita, junto a Valentín y Chispita. Opinión
Madre e hija activistas por los animales piden adoptantes y hogar para 100 perros

Blanca y Estela Durán, madre e hija, respectivamente, gastan las suelas de sus zapatos en busca de ayuda. Donaciones en efectivo, croquetas, pollo, arrocillo. Todo es bienvenido, todo sirve para continuar con la causa de dar de comer a los más de 100 animales que abrigan y aún no consiguen ser adoptados.

A doña Blanquita no la frena la artritis de columna que padece y que, cómo no, vuelve lentos sus pasos. Estela a veces flaquea anímicamente. Son muchos los sinsabores y la preocupación que las dos deben llevar a cuestas para seguir adelante y no desamparar a los canes. Ambas forman parte de la institución Defensores de Animales San Roque, organización que acoge a más de 100 cachorros (la mayoría bebés) en estado de vulnerabilidad, en Quillacollo.

Blanca colabora como encargada del Tribunal de Honor, mientras que su hija es vicepresidenta del refugio liderado por el padre Antonio, el fundador. No es raro que la mayor de las dos tome en brazos a los más pequeños, los llene de besos, los acurruque y cuente si están todos en casa, una vez que finalice la jornada. Chispita, la ultima rescatada de la calle, es la receptora del cariño.

Una vez más, la institución se encuentra en emergencia. Necesita un hogar transitorio para refugiar a la centena de canes. Como sucedió en 2020, cuando era necesario un terreno para que pudiera funcionar como espacio temporal, en 2021 el escenario es similar.

Estela informó sobre las necesidades de Defensores de Animales San Roque. "Estamos en búsqueda de familias. En un alojamiento tenemos cinco cachorros. Se hizo una deuda de 1.500 bolivianos; 600 cancelamos con la ayuda de un señor anónimo. Lo que necesito urgente para ellos es un hogar temporal o familias adoptivas. Son de raza pequeñita, bebés. Prácticamente, la vida social uno la deja a un lado por esta situación. Cocino para ellos, en la tarde les doy su comidita. No conozco fiestas, amigos, nada. Me derrumbo. El otro día me he derrumbado y dije: 'no puedo más', pero viéndolos a ellos digo: 'tengo que seguir y sacar fuerzas de donde no hay'. Llorando, quedamos con mi mamá en no recibir uno más, pero a los 10 minutos llegó Chispita. He vuelto con el perrito".

Valentín se ha convertido en la prioridad de Estela. Ella maneja un bolso, una mantita y se preocupa frecuentemente de que su respiración no se agite. El cachorro fue hallado con deficiencia de calcio en los huesos, por lo que rápidamente el hogar atinó a comprar los suplementos para intentar mejorar su cuadro, que le impedía caminar. El can mejoró, pero posteriormente se descompensó y, por ello, se transformó en la preocupación de todos. "Vino el martes de Carnaval, con dos semanitas de nacido. No se movía para nada. Lo llevamos a la veterinaria del doctor Tapia, quien nos dijo que tenía insuficiencia de calcio. Estuvo con su tratamiento, empezó a pararse, pero ahora decayó. Él necesita pollo y pañales. Todos los días tenemos que lavarle sus frazaditas pequeñas. Es una atención bien fuerte con él". Para hoy, tenían programado una ecografía.

ANTICRÉTICO

Una vez más, Defensores de Animales San Roque precisa un sitio temporal para albergar a los perros. Si el terreno se sitúa en Quillacollo, mucho mejor para facilitar el traslado y acortar los gastos. "Lastimosamente, estamos en búsqueda de un terreno para agarrar anticrético, con dos o tres cuartos. Estamos necesitando de urgencia porque ya tenemos que salir de allá. Ahora, pagamos de dos espacios, uno que es para maternidad, que ya no es tan maternidad porque han crecido los perritos, y en el otro lado están los adultos. Requerimos un terreno bastante grandecito para hacer la división".

"BUEN TRATO" EN COLEGIOS

En septiembre de 2020, la Ley 700 para la Defensa de los Animales Contra Actos de Crueldad y Maltrato fue ampliada durante el gobierno de Jeanine Áñez. Uno de los puntos estableció que los colegios de educación regular, especial y de formación profesional tenían que incluir en sus currículas el "buen trato" hacia los seres vivos, siendo el Ministerio de Educación y Deportes el brazo operativo del Gobierno que debía dar el instructivo.

Ante ello, Estela Durán, quien además de ser activista es docente y brinda clases en la modalidad virtual, denuncia que esa ampliación no ha sido cumplida. No, al menos, en los colegios. ""

"En la currícula de este año que lanzó el Ministerio, en ningún lado se ve esta situación de la educación. No se hizo efectivo. Eso lo puedo decir porque conozco la currícula. Sé que no hay. La ley 700, creo que nadie hace caso. Se llega a juicios y ahí queda. Con tres años no entran a la cárcel. Por el delito de zoofilia, un año (dan) y nunca ingresan a la cárcel, quedan libres. Esta ley debería ser más dura".