Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 20 de septiembre de 2021
  • Actualizado 21:13

Hallan medio centenar de “anillos de la muerte” y podas irregulares; multa va de Bs 1.000 a 2.000

La Alcaldía de Cochabamba, a través de la unidad forestal y guardia ambiental, emite citaciones para los propietarios y les obliga a “curar” a los árboles. Hay tres posibles soluciones.
Una mujer corta una parte del árbol que está en la acera de su casa. DICO SOLÍS
Una mujer corta una parte del árbol que está en la acera de su casa. DICO SOLÍS
Hallan medio centenar de “anillos de la muerte” y podas irregulares; multa va de Bs 1.000 a 2.000

La mañana de este domingo se sorprendió a la propietaria de una vivienda provocando un “anillo de la muerte” en un árbol, en inmediaciones del Estadio de Atletismo de la zona sur de Cochabamba.

Se trata de una práctica “arboricida” en el tallo, donde se hace una especie de canal en la corteza para que la sabia y otros nutrientes no alimenten a toda la estructura y se vaya secando y muriendo lentamente.

Este caso se suma a medio centenar que atendió la Dirección de Medio Ambiente en esta gestión, donde también hay podas.

Solo ayer se atendieron otros dos casos y se dejaron las respectivas notificaciones a los propietarios por daño al arbolado público, lo que constituye en una infracción. Ahora deben presentarse al Departamento de Gestión de Recursos Naturales de la Dirección de Medio Ambiente en el plazo de 24 horas.

LA NORMA

Según el Decreto Municipal 111/2018 de la Ley Municipal del Arbolado es una infracción la poda excesiva y/o drástica de ramas y raíces que eliminen igual o más del 60% del follaje y/o raíces; mutilaciones y desmonches; podas mal ejecutadas, que dejen a los árboles inestables, troncos, ramas y raíces lesionadas o con daños mecánicos; anillamiento y/o estrangulación de árboles; y vertido de sustancias tóxicas inflamables, corrosivas, reactivas o biológico-infecciosas a los árboles.

En otro inciso hace referencia a la tala o derribo de árboles; quema; daño a árboles semilleros y/o excepcionales con reconocimiento patrimonial.

Finalmente, también se refiere a infracciones por daños en accidentes de tránsito; uso de maquinaria pesada de construcción y similar; por impermeabilización y pavimentación; por excavaciones, vertido de basura y escombros; por colocado de letreros, publicidad, cables y estructuras de cualquier tipo; por otras actividades que tienen relación con el arbolado público y por vandalismo.

La norma también prohíbe la poda de árboles en vías públicas (acera, parques y otros) sin autorización emitida por la Alcaldía y señala que el incumplimiento a esta disposición constituye una infracción, “motivo a ser pasible a una sanción, sin perjuicio de iniciar las acciones legales administrativas”.

LA CURA

El director municipal de Medio Ambiente, Elvis Gutiérrez, informó que la multa oscila entre Bs 1.000 y 2.000. Todo depende del tipo de daño, año del árbol y la especie.

Reconoció que muchas personas se niegan a haber provocado este “anillo de la muerte”, pero se les condiciona a encontrar al infractor y coadyuvar en su cura.

Explicó que se utiliza aserrín, miel de abeja y arcilla para recuperarlos.

Según Gutiérrez es la guardia ambiental y la unidad forestal quienes se encargan de este control en diferentes puntos de la ciudad. También se trabaja de manera coordinada con el colectivo No a la tala de árboles para las denuncias correspondientes.

“Es un trabajo sostenido. Los fines de semana y feriados también se trabaja las 24 horas porque sabemos que estos anillos los hacen en la noche principalmente”, manifestó.

Dijo también que se logró identificar casos en los que los inquilinos son los que provocan este daño a los árboles simplemente porque no les gusta”. Otros explican que ensucia mucho la calle; impide la visibilidad y la luz del alumbrado público; levanta aceras; es muy grande y pomposo.