Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 26 de septiembre de 2022
  • Actualizado 00:02

SON RECIBIDOS CON AMOR

Guardianes ad honorem: perros que acuden a instituciones para cuidarlas

Canes acuden por voluntad propia a al menos tres instituciones de Cochabamba para reforzar la seguridad o acompañar al personal.
Un perro hace guardia en Emergencias de la Caja Nacional de Salud.    DICO SOLÍS
Un perro hace guardia en Emergencias de la Caja Nacional de Salud. DICO SOLÍS
Guardianes ad honorem: perros que acuden a instituciones para cuidarlas

Recintos militares, hospitales e, incluso, cementerios de Cochabamba tienen seguridad canina ad honorem.

Son varios perritos que acuden de manera voluntaria a estos espacios para cuidarlos o acompañar al personal.

OPINIÓN constató que hay canes en la Caja Nacional de Salud (CNS), otros en el Cementerio General de Cochabamba y también acompañando a conscriptos.

Son disciplinados con este trabajo que no les asignaron. Hacen rondas dentro de los establecimientos y, especialmente por las noches, están al pendiente de que ningún intruso cometa fechorías.

Los funcionarios de algunos de estos establecimientos premiaron la lealtad de los animales, dándoles techo y comida.

En la Caja Nacional de Salud (CNS) que está a la altura del kilómetro 10 de la avenida Blanco Galindo, por ejemplo, los perros guardianes tienen sus propias frazadas en las que se cobijan por las noches.

En el camposanto de la ciudad, les construyeron casitas para que se protejan de las temperaturas extremas.

Un can acompaña a un miembro del GACIP.

RECHAZO Si bien la presencia de estos animales es destacada por algunos, también es rechazada por otros.

Por ejemplo, en julio de esta gestión, un concejal denunció la construcción de casas para los perros que cuidan el cementerio.

Esta gestión, también, la CNS, en coordinación con Zoonosis, procedió con el desalojo de algunos de los guardianes caninos.

Un perro se suma a la fila que hace un grupo de militares.

FESTIVIDAD A propósito de San Roque, el santo de los perros, que se evoca mañana, OPINIÓN quiere resaltar a través de este reportaje gráfico a los guardianes caninos de Cochabamba que lo entregan todo a cambio de casi nada.

Hay más casos de este tipo en otros departamentos de Bolivia. Hay un can que se queda todos los días en una institución bancaria para resguardarla. Para los funcionarios él ya es parte de la institución, por lo que, desde hace poco, luce el uniforme: un chaleco con el logo.