Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 28 de septiembre de 2020
  • Actualizado 05:29

Grace crea el “Escuadrón Cuetillo” y usa la cultura boliviana para aportar en la lucha contra la pandemia

La cochabambina, que se quedó en Holanda luego de una maestría, deja volar su creatividad mediante su pasión, el diseño gráfico. Está convencida del valor de nuestras tradiciones y quiso reflejarlo en historietas que brindan información contra el virus.

 

Los personajes del “Escuadrón Cuetillo”, creados por la cochabambina Gentileza Graciela Méndez
Los personajes del “Escuadrón Cuetillo”, creados por la cochabambina Gentileza Graciela Méndez
Grace crea el “Escuadrón Cuetillo” y usa la cultura boliviana para aportar en la lucha contra la pandemia

Hasta hace poco más de un año, la cochabambina Graciela Méndez, Grace, para los amigos, cumplía a diario con sus obligaciones cotidianas y se desempeñaba en el área del marketing y la comunicación corporativa en la ciudad holandesa de Voorburg. Todo iba de maravilla. Sin embargo, una asignatura pendiente insistía en provocar revoluciones internas en ella. 

El mundo del diseño gráfico, aquel en el que la imaginación y la creatividad encuentran su espacio libre, la seducía.

Entonces, no hubo escapatoria. Grace escogió que su vida estaría abrazada al diseño. Se inscribió en unos cursos, se formó y, de inmediato, se dio a la tarea de producir material gráfico con su esencia  como bandera. “Estoy en una transición. Trabajé en marketing, más que todo, en la parte corporativa, pero siempre me llamó la atención lo ilustrativo. Decidí que era momento de seguir ese camino, tomé unos cursos de diseño gráfico y traté de producir lo máximo posible para identificarme. Una semana antes de la cuarentena, comencé a aplicar en trabajos”, cuenta la cochabambina, que vive en Holanda desde hace siete y encontró allí su lugar en el mundo junto a su esposo Wilco Non.

Desatada la emergencia por la pandemia, todo se puso en pausa, pero ella continuó, incansable. Generalmente, la inspiración se abre paso en momento especiales, sean adversos o amables. Y cuando esa arma se combina con la inteligencia y el talento, el resultado puede ser demoledor. Siempre le gustó el logo de unos personajes de una universidad. De hecho, posee un sweater con ese motivo. Pensaba en la manera de contribuir a la sociedad desde los mensajes de prevención, cuando es tan necesario contar con información veraz sobre el coronavirus y sus peligros. De pronto, se le ocurrió crear unos personajes parecidos a los de su chompa e imprimirles su impronta con la revalorización de la cultura boliviana. Lo tenía claro.

Así nació el famoso “Escuadrón Cuetillo”, mismo que agrupa a siete personajes con nombres y vestimentas autóctonos que luchan y hacen fuerza contra el virus. “Más que todo, pensé en las cosas que nos hacen sentir orgullosos de lo nuestro. No hay boliviano que no esté orgulloso de los bailes de la diablada. Dije: ‘estamos en una situación  terrible, que saca lo mejor y peor de la gente. Voy a dibujar estos personajes. Después fui armando la idea con los consejos para contrarrestar el contagio mediante un mensaje positivo. Somos bolivianos, tenemos cosas de las que debemos estar orgullosos, y estos dibujos representan esas actitudes”.

El escuadrón está conformado por K’usillo, Jucumari, Supay, Tinku, Quirquincho, Llama y Cholita, mismos que aparecen en la secuencia de artes informativos que tienen la autoría de Grace. Cuetillo Tinku, por ejemplo, se queda, al menos, a 1.5 metros de distancia cuando se encuentra fuera. Cuetillo Supay practica la higiene y camina munido de un pañuelo desechable.  “Traté de armar la historia y de ponerlo al coronavirus como el villano. Primero hice el diseño para Instagram. Luego preparé banners para Facebook. Inicialmente lo estaba haciendo en inglés. Se lo mostré a mis papás y ellos me dijeron que lo debía traducir al español porque son personajes bolivianos”, cuenta la cochabambina, de 34 años, que se mudó a Holanda después de realizar una maestría en Negocios Internacionales que duró 14 meses. 

Lejos de su tierra y de su hermano mayor (los otros dos se encuentran también en Europa), extraña mucho a su familia, particularmente a sus padres Jaime y Orietta.

Ellos son el motivo de esa inquietud que la asalta y se magnifica con la lejanía. Las videollamadas no son suficientes y no se traducen en un abrazo. “Algo que me da bastante paz es que mi hermano este con ellos. Esa es una de las razones que me llama más para Bolivia. Con la tecnología puedes hablar todos los días, pero no es posible estar ahí, acompañándolos”.

Grace Mendez

Grace Méndez, desde su casa en Voorburg, Holanda.

NO HAY CUARENTENA TOTAL Las autoridades holandesas no determinaron cuarentena obligatoria. Y debido a que los departamentos más cercanos al centro de la ciudad de Voorburg suelen ser estrechos, la necesidad casi general de los ciudadanos es dar una vuelta. Ella comenta que algunos compatriotas que viven cerca también lo hacen. "Tengo una amiga que vive en La Haya, también en un departamento pequeño. Una vez al día da una vuelta para desestresarse”.

Dado el éxito del “Escuadrón Cuetillo, Grace planea llevar ese trabajo al diseño de poleras y otros productos. Ya antes había creado dibujos con el diablo y la llama como protagonistas del Carnaval. Estos se encuentran a la venta en la plataforma Redbubble, donde todos pueden acceder a sus innovaciones. 

También, la cochabambina posee un perfil en Behance. Allí exhibe sus creaciones y también se encuentran los personajes del escuadrón (http://behance.net/gracielamendez). Los que quieran seguir sus publicaciones en Instagram, pueden buscarla como @bolivianita.art.