Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 30 de junio de 2022
  • Actualizado 17:55

ESTÁN EN EL ÁREA DE DISPOSICIÓN FINAL DE RESIDUOS SÓLIDOS

Gaviotas encuentran alimento entre la basura del botadero de K’ara K’ara

Estas aves son residentes en el país. Sin embargo, en esta época llegaron de otros países hasta 80 especies solo a la laguna Alalay, según el ornitólogo Dennis Camacho.
Las gaviotas en el relleno sanitario de K’ara K’ara, al sur de la ciudad de Cochabamba.          DICO SOLÍS
Las gaviotas en el relleno sanitario de K’ara K’ara, al sur de la ciudad de Cochabamba. DICO SOLÍS
Gaviotas encuentran alimento entre la basura del botadero de K’ara K’ara

Alzan vuelo en medio de las toneladas de basura en el botadero de K’ara K’ara, en el sur de la ciudad de Cochabamba. Planean alrededor de los tractores que remueven los residuos sólidos y vuelan sobre algunas personas que trabajan en la macrocelda de disposición final de los desechos.

Desde lejos se ven como abejas alrededor de una colmena. Pero, se trata de gaviotas que ofrecen un paisaje distinto a solo el panorama de la zona árida y la montaña creada con residuos sólidos.

Esta escena es recurrente durante e esta época del año. Las aves también están en fuentes de agua, donde disminuyó el caudal.

El ingeniero ambiental de Colina SRL (empresa a cargo del cierre técnico del relleno sanitario), Jorge Rafael, describe que hay gaviotas y también palomas y que es una población no calculada de aves, que suele llegar hasta el lugar en invierno.

El ornitólogo Dennis Camacho explica que las gaviotas andinas (Chroicocephalus serranus) y las palomas tienen capacidad de adaptabilidad a diferentes tipos de medios, en particular los que son de tipo antrópico, los que están producidos o hechos por el hombre.

“Suele ser habitual que en muchos lugares donde se depositan los residuos sólidos, orgánicos y demás puedan verse cantidades de gaviotas o palomas”.

Las gaviotas se alimentan de carne, pequeños invertebrados, masas como el pan, peces.

“En definitiva, tienen un amplio espectro de cosas de las que se alimentan (…). A eso se debe su alto grado de adaptabilidad a medios urbanos”.

El ornitólogo expresa que en Bolivia existe solo una especie de gaviota, que es residente y que anida en el país.

“Particularmente, en esta época que corresponde a la época seca y que recrudecen las temperaturas, se las puede ver en mayor número en ciertos lugares, como en la laguna Alalay, en diferentes algunas de tipo urbano y en lugares de depósito de residuos sólidos”.

ENEMIGOS Las gaviotas tienen como enemigos naturales a aves rapaces como aguiluchos y águilas, además de zorros y algunos félidos pequeños como los gatos de monte.

Sin embargo, el ornitólogo identifica otro factor que va en contra de estas aves.

“Yo he notado un problema con las gaviotas, particularmente las que se encuentran en las lagunas del ámbito urbano. He visto muchas que han fallecido por contaminación de esas aguas; y a la larga podría convertirse en un gran problema, lo he logrado ver en la laguna Alalay y en la laguna Cotapachi”, describe Camacho.

El especialista recomienda a los ciudadanos permitir que estas aves se desenvuelvan en los medios en los que aparecen, porque solo se adaptan “a lo que les ha tocado vivir”.

VISITANTES En la ciudad de Cochabamba, hay aves migratorias, y en esta época en particular son australes, que vienen del sur del continente, es decir de Argentina y Chile.

“Encuentran lugares, digamos, con una mejor disponibilidad de alimento o en mejores condiciones para lograr subsistir”.

Existen diferentes especies migrantes que, en la actualidad, están en lagunas, parques, plazuelas y otros lugares.

Camacho manifiesta que solo en la laguna Alalay logró cuantificar 80 especies que tienen algún tipo de desplazamiento o migración.

Entre esas están el negrito andino (Lessonia oreas); el pato Picazo (Netta peposaca), que también viene del sur del continente para encontrar mejores condiciones; algunas dormilonas (Muscisaxicola itraus), como se las conoce en Argentina; y aves rapaces como el elanio tijereta (Elanoides forficatus).

PAISAJE EN K’ARA K’ARA En la actualidad, el vip – vip de los camiones en retro y el sonido de los motores de los tractores se mezcla con el graznido de las gaviotas, que parecen acelerar el movimiento para acercarse a comer.

Las montañas áridas van cambiando no solo por la presencia de las aves, que al asentarse resaltan su tono blanco sobre la tierra, sino por la arborización en el sector, lo que le da verdor en una zona.

A la macrocelda 1 ya no llega más basura y desde hace años se realiza el cierre técnico. Como parte de las acciones se forestó la zona con acacias, leucaenas, que son especies arbustivas, que no tendrán problemas durante su crecimiento ni por la profundidad de sus raíces, porque son superficiales, según explicó el ingeniero ambiental de Colina SRL.

En los cercos perimetrales hay molles, ya crecidos, que tienen raíces profundas. Entre otras especies de árboles que se identifican en el área están lluvia de oro, chacatea, cipreses y ficus.