Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 02 de febrero de 2023
  • Actualizado 12:36

Gallinate logra derecho al trabajo y vuelve a funciones como Alcalde en medio de ovación

Nuevamente se presenta un cambio en la silla edil del municipio de Colcapirhua. Antes estuvieron Nelly Mayta y Néstor Arellano.
Néstor Gallinate (c) regresa a la alcaldía de Colcapirhua. Ricardo Cruz
Nelson Gallinate (c) regresa a la alcaldía de Colcapirhua. Ricardo Cruz
Gallinate logra derecho al trabajo y vuelve a funciones como Alcalde en medio de ovación

Nelson Gallinate (Comunidad Ciudadana) volvió a asumir sus tareas como alcalde titular de Colcapirhua, después de haber comenzado a guardar detención domiciliaria, investigado por la presunta compra irregular de pruebas de antígeno.

Este viernes, durante la audiencia de modificación de la intercautelar, el funcionario máximo de ese municipio resultó vencedor y consiguió ser favorecido con el derecho laboral.

Ovacionado por la muchedumbre que lo eligió, el Burgomaestre titular recorrió las calles y fue concretando su regreso a sus labores diarias.

Antes, en calidad de alcaldesa interina, estuvo la concejal Nelly Mayta. También pasó por allí el concejal Néstor Arellano. Desde mayo de 2021 a la fecha, Colcapirhua vio desfilar a tres alcaldes.

El 8 de febrero, Mayta dio la sorpresa tomando el sitio dejado temporalmente por el Alcalde elegido en las urnas, quien se vio envuelto en un conflicto con la Justicia, debido a la compra con presunto sobreprecio de pruebas para detectar COVID.

Entonces, Gallinate había resultado aprehendido, del mismo modo que otros dos funcionarios locales, señalado por presunta corrupción en la adquisición de los tests.

La mañana del 24 de marzo, los miembros del Concejo resolvieron destituir a Mayta y posesionaron, en su lugar, a Néstor Arellano, también de Comunidad Ciudadana (CC). Sin embargo, la permanencia del alcalde suplente duro menos de una semana, pues el mismo Concejo que lo escogió, volvió a definir que Mayta regresara a la silla edil.

De esta forma, el retorno de Gallinate se da en medio de un conflicto marcado por la inestabilidad institucional en dicho municipio.