Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 09 de diciembre de 2019
  • Actualizado 03:09

HAY 115 HERIDOS Y 193 DETENIDOS

"Fuego cruzado" entre cocaleros, Policía y FFAA deja 8 muertos

Advierten del uso de fusiles Mauser 755 y otras armas. Un venezolano estaba en la movilización y fue arrestado.
El velorio, en medio del llanto y pedidos de justicia de las personas movilizadas. APG
El velorio, en medio del llanto y pedidos de justicia de las personas movilizadas. APG
"Fuego cruzado" entre cocaleros, Policía y FFAA deja 8 muertos

Ocho personas del sector cocalero del Trópico de Cochabamba murieron ayer, durante un fuego cruzado con las fuerzas de seguridad, en el municipio de Sacaba. 

En el lugar, se advirtió del uso de armas de ambos lados. La Policía y las Fuerzas Armadas (FFAA) también utilizaron gases lacrimógenos, mientras que entre los objetos secuestrados de los sectores movilizados había además escopetas, bazucas, dinamitas, petardos, bombas molotov y otros.

Desde la Defensoría del Pueblo se confirmó el número de fallecidos; cinco de ellos, que fueron trasladados al hospital México, de Sacaba, y otros tres al hospital Viedma. Asimismo, el representante defensorial Nelson Cox informó de la verificación en los diferentes centros médicos, de la atención a 115 heridos. También hay 193 arrestados en las dependencias policiales, entre ellos el responsable de comunicación del Movimiento Al Socialismo (MAS), Marco Carrillo, acusado de incitar a la violencia y organizar a las personas, a través de su móvil.

El venezolano Ruvnanyer Erinier Rojas Lezama fue arrestado en la movilización.

Aún se desconoce el dato oficial de uniformados heridos. En el lugar del conflicto, se pudo evidenciar que casi una decena de ellos fueron trasladados en ambulancias. Al menos tres trabajadores de la prensa también resultaron heridos, en medio de la cobertura, con explosivos artesanales y dinamitas. El comandante de la Fuerza Aérea, Alfredo Cuellar, advirtió del uso de armamento letal de parte de los cocaleros. Se identificó un Mauser 755, escopetas y la presencia de extranjeros, informó. El ministro de la Presidencia, Jerjes Justiniano, que hoy estará en Cochabamba, informó que en las muertes se usó armamento militar. La hipótesis es que se trató de infiltrados ya que uno de los muertos fue herido en la espalda. 

LA LISTA Los fallecidos son: Emilio Colque, de la Federación Yungas Chapare (Villa Tunari); Juan López, Lucas Sánchez; y Roberto Sejas, de la Federación Trópico (Villa Tunari); Omar Calle y César Sipe, de la Federación Única de Centrales Unidas (Shinahota); y dos NN. La mayoría de ellos fueron impactados por proyectil de arma de fuego. Aún se espera el informe médico forense que hasta ayer no se realizó, sin embargo los cuerpos fueron trasladados en una marcha por la avenida Villazón y la plaza Principal de Sacaba, en sus respectivos féretros y en medio de gritos de justicia. Desde el hospital Viedma informaron de la gravedad de uno de los pacientes NN que tiene muerte cerebral.  Hasta el nosocomio llegaron 16 heridos y una persona sin signos vitales. Más tarde se reportó la muerte de dos.

NEGOCIACIÓN FALLIDA Estalló la violencia en Sacaba después de una hora de negociaciones entre el comandante departamental de la Policía, Jaime Zurita, y los dirigentes de los sectores movilizados que prefirieron no identificarse, argumentando represalias en su contra. Un cabildo previo determinó llegar en una marcha que aseguraron era pacífica hasta la plaza Principal de la ciudad, pero la autoridad policial no accedió a este pedido. Demostró con pruebas que había al menos 80 personas, mimetizadas en el grupo con explosivos y otros artefactos que solo pretendían dañar la integridad de los uniformados. Ante esta situación surgieron nuevas propuestas de los dirigentes. Por ejemplo, se pidió que se permita pasar solo a las mujeres, algunas con niños, mientras los hombres se quedaban. 

Con el paso de las horas, los grupos acomodados en ambos lados de la vía, que comenzaron entonando el himno nacional, terminaron con gritos, insultos y desesperación. Una primera línea de policías, que los retenía, fue rebasada y se hizo uso de agentes químicos y el carro antimotines. Media hora después, entraron a la zona de conflicto las fuerzas militares. El enfrentamiento se prolongó por casi dos horas. Del lado de los movilizados se lanzaron dinamitas, petardos y otros explosivos, armados de forma artesanal, con el objetivo de dañar a quienes se encontraban cerca y así fue. También se escucharon disparos por lo que quienes se encontraban en la frontera entre Cochabamba y Sacaba se pusieron a buen resguardo. Al caer la noche, el grupo retornó a Sacaba para velar a los muertos y las fuerzas de seguridad se replegaron. 

UNA CONDENA La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenó el uso excesivo de armas de fuego por parte de militares y policías, a través de un comunicado.

El representante defensorial, exigió investigación inmediata. Dijo también que se vulneraron los derechos humanos. Cox se comprometió a gestionar con los sectores movilizados para que se realice el examen médico forense de los cuerpos y así determinar la causa de la muerte para asumir acciones coordinadas con el Ministerio Público.