Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 18 de noviembre de 2019
  • Actualizado 00:38

LA ALCALDÍA RECOMIENDA USO RESPONSABLE DEL LÍQUIDO

Fiscalía investiga toma de presa; Semapa avala dotación de agua

Comunarios cierran válvulas en Escalerani que proveen agua a la planta Taquiña. Una comitiva, junto a la Policía, fue a dialogar pero fue recibida a pedradas.
Vista de la represa de Escalerani en una imagen de archivo. ARCHIVO
Vista de la represa de Escalerani en una imagen de archivo. ARCHIVO
Fiscalía investiga toma de presa; Semapa avala dotación de agua

La Fiscalía Departamental investiga de oficio, en Tiquipaya, la toma de la represa de Escalerani, donde comunarios presuntamente afines al Movimiento Al Socialismo (MAS) cerraron las válvulas de agua y Semapa se adhirió a ese proceso, informó ayer el gerente de esa empresa municipal, Deybi Vidal.

“Lo que hemos hecho es presentar ayer una demanda a la Fiscalía, pero no la quisieron recibir porque de oficio ya se abrió una investigación en Tiquipaya, entonces fuimos a adherirnos”, explicó.

Vidal reiteró que la provisión de agua potable está garantizada en toda la ciudad y también en las zonas afectadas, que son los distritos 1 y 2, ubicados en la zona norte. Señaló que se “redistribuirá la frecuencia”, pero aclaró que eso no significa racionamiento.

Un comunicado de la Alcaldía, difundido ayer, señala que “se han establecido medidas a corto y mediano plazo (...) para responder a este tipo de sucesos”. Asimismo, recomendó a la población “cuidar y ser responsables con el uso del agua”.

Explicó que Semapa tiene tres plantas de tratamiento: Aranjuez, Cala Cala y Taquiña. Esta última es la que fue tomada y afectaría la distribución en un 15%, pero la activación del plan de contingencia permitirá cubrir el líquido faltante.

Victor Hugo Rico, director de la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Agua Potable y Saneamiento Básico (APS), informó ayer a OPINIÓN que, hace 10 días, esa entidad instruyó a todas las empresas prestadoras del servicio tomar previsiones  para garantizar el servicio asumiendo medidas de control y seguimiento a la infraestructura. 

En el caso de Semapa, dijo que se mantuvo en contacto con Vidal para tener información y le instruyó tomar previsiones para reforzar la vigilancia. 

La mañana de ayer le pidió acudir a la fuerza pública para ir al lugar a dialogar con los comunarios. Personal de la oficina regional de la APS formó parte de la comitiva que se desplazó a Escalerani. 

El grupo no pudo cumplir su cometido, dijo Vidal, porque, pese a la presencia policial, los comunarios asumieron una actitud beligerante y comenzaron a lanzar piedras, obligándoles a retroceder. 

Un comunicado difundido por la APS anoche señala que se mantiene el “espíritu” del instructivo emitido a las empresas operadoras sobre la necesidad de asumir acciones de previsión, vigilancia y resguardo de la insfraestructura del sistema de agua potable y alcantarillado.

Recomienda que esas acciones sean asumidas “preferentemente con criterios de gestión social en busca de puntos de entendimiento con los actores circunstanciales”.

La AAPS también asegura que el cierre de válvulas no afectará la provisión.

La toma de la represa surge en medio del conflicto en el país entre quienes piden nuevas elecciones y la renuncia del presidente Evo Morales y quienes defienden su triunfo en primera vuelta en las elecciones del 20 de octubre.