Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 09 de mayo de 2021
  • Actualizado 13:29

El gatito ciego Víctor vuelve a casa; su dueño pide empatía y habla de #NiUnoMenos

El felino, que protagonizó toda una movida por parte de ciudadanos y organizaciones animalistas para dar con su paradero, se había extraviado el 9 de abril. Más de 20 mil personas se involucraron con el caso.
El gatito Víctor, al lado de su dueño Rudy Brandon. Facebook Rudy Brandon
El gatito Víctor, al lado de su dueño Rudy Brandon. Facebook Rudy Brandon
El gatito ciego Víctor vuelve a casa; su dueño pide empatía y habla de #NiUnoMenos

Hubo final feliz. Víctor, el gato ciego que movilizó a más de 20 mil personas que se conmovieron con su desaparición, ya se encuentra junto a su dueño, Rudy Brandon, y está en su casa de Colcapirhua.

Fue el propio dueño de la mascota quien comunicó la noticia a través de su cuenta personal de Facebook. En un post, Rudy relató su emoción y confesó que nunca cesó la búsqueda, luego de que el animal se perdiera desde el 9 de este mes.

"Seguí sus consejos. Durante tres días toqué puertas, repartí volantes, trepé techos y lo busqué hasta altas horas de la madrugada. Hace unos momentos lo encontré. Está sano, no presenta ninguna lesión. Muchas gracias a las 30 mil personas que compartieron mi historia y a las personas que de distintos países me echaron porras. Gracias desde lo más profundo de mi corazón", narró el cochabambino. 

Finalizó la comunicación con una reflexión: "Ahora quiero compartir algo con ustedes. Dejemos de ver a nuestras mascotas y animales como objetos o cosas. Ellos son seres vivos y también sienten. El #NiUnoMenos que no solo se trate de un género, sino que también comprenda hombres, niños y animales. Empecemos a sembrar empatía en nuestro corazón, solo así podremos hacer de este mundo un mejor lugar, aún podemos curar el mundo. La vida se respeta. No más excusas. Gracias a todos, amigos".

La comunidad virtual se conmovió con el caso de Víctor porque se trata de un animal no vidente, elemento que volvía todavía más vulnerable su situación callejera. De ahí que miles de personas compartieran la publicación de Rudy y que distintas entidades protectoras de animales se involucraran con el hecho.

Todo comenzó el 9 de este mes, cuando Víctor cayó a la vivienda colindante y la vecina le echó agua. Ello provocó que el gato huyera espantado.