Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 31 de julio de 2021
  • Actualizado 08:11

Familiares de muertos COVID-19 venden medicamentos y sus bienes

Muchos se ven obligados a rebajar hasta el 40% del precio que pagaron por los fármacos que consiguieron por internet con sobreprecio.
Familiares de pacientes COVID-19 en afueras del hospital Benigno Sánchez de Quillacollo. DICO SOLÍS
Familiares de pacientes COVID-19 en afueras del hospital Benigno Sánchez de Quillacollo. DICO SOLÍS
Familiares de muertos COVID-19 venden medicamentos y sus bienes

El drama que viven las familias de los enfermos COVID-19 es una constante diaria que deja, sobre todo en redes sociales, el registro de las incansables búsquedas de medicamentos, oxígeno y espacios en hospitales. Pero, cuando el paciente no logra vencer al virus, son las mismas personas que buscan vender los medicamentos sobrantes para poder pagar parte de sus deudas.

"Buenas noches, lamentablemente mi papá falleció hace algunos días, estamos pasando por una crisis como todas las familias afectadas lo hacen, tenemos algunos medicamentos que quedaron y pues para amortizar un poco los gastos ponemos a disposición, obviamente no los venderemos al mismo precio pero tampoco podemos rebajarlos mucho ya que los gastos son muy elevados, espero podamos ayudar como lo hicieron con nosotros", es uno de los numerosos mensajes que circulan en grupos de ayuda COVID en WhatsApp.

MEDICAMENTOS

Dexametasona, Fluidimed, Metamizol, Septicide, Faviflu, Remdesivir, Avifavir, Ceftriaxona, Tocilizumab, Atracurio e incluso Fentanilo, forman parte de la larga lista de medicamentos y otros insumos que las familias de los fallecidos por COVID ofrecen en redes sociales como Facebook y en grupos de WhatsApp.

Lastimosamente y a pesar de haber conseguido todos los insumos y fármacos necesarios, muchas víctimas del coronvirus no resistieron y sus parejas, hijos y nietos quedan con deudas exorbitantes, además de los medicamentos que no llegaron a consumir.

Carminia O., cuyo padre Guido murió a causa del virus hace una semana, relató que su progenitor fue internado en una clínica privada por un periodo de más de tres semanas.

“Para recibirlo -en terapia intensiva- nos pidieron garantías, papeles de un auto, casa u otra cosa así de valor. Nosotros llevamos los papeles de un terrenito que tenemos por Sacaba, pero viendo las cuentas no estamos pudiendo conseguir más dinero, yo creo que vamos a dar por perdido nomás ese lote”, lamentó.

La familia Mollo, cuyos hijos y nietos gastaron todos sus ahorros para comprar medicamentos e incluso un concentrador de oxígeno portátil, se ven en similar situación. Sin embargo, María de 60 años no resistió y murió la noche del lunes. 

“No pudimos conseguir espacio en ningún lado para internar a mi madre, por eso tratamos de montar acá una pequeña sala de hosital, pero nada sirvió. Ahora estamos tratando de vender todo eso que hemos comprado”, contó Lucía, hija de la difunta.

OFERTAS DESESPERADAS

Fernando S., ofreció muchos de los medicamentos mencionados en diferentes grupos de WhatsApp y Facebook. Tuvo suerte con algunos que “se vendieron rápido”, pero con otros no.

“Estaba tan desesperado por salvar a mi papá -Lucio S., fallecido hace una semana-, que busqué algunos medicamentos en Facebook, ya que en varias farmacias me decían que no tenían. Pagué precios muy altos, que ahora no puedo recuperar ese dinero”, detalló.