Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 07 de diciembre de 2021
  • Actualizado 10:58

GENERAN CRUDO SINTÉTICO Y COMBUSTIBLES

Fabrican asfalto con tratamiento de basura en Vinto

En Green Tech nada es desperdicio, todos los residuos que ingresan son útiles.

Planta de la empresa Green Tech en Vinto.         GENTILEZA
Planta de la empresa Green Tech en Vinto. GENTILEZA
Fabrican asfalto con tratamiento de basura en Vinto

“Los recursos ya no están debajo de la tierra, sino afuera”, empieza Omar Cossío, fundador de Green Tech, una empresa que produce asfalto a partir del tratamiento de la basura en el municipio de Vinto, en Cochabamba.

Después de cuatro años desde su fundación, Green Tech consolida su objetivo principal, que es lograr el aprovechamiento del 100% de la basura.

Inicialmente, esta empresa se dedicaba al tratamiento de la basura a través de la gasificación, teniendo un proceso un poco más alargado. Sin embargo, desde hace poco, iniciaron con la instalación de una planta de pirólisis en sus ambientes.

PIRÓLISIS El proceso de tratamiento de basura por pirólisis permite aprovechar el 100% de los residuos sólidos, sin dejar nada para el desecho. Se logra una especie de proceso circular con el cual, en vez de extraer petróleo de la tierra, se lo obtiene a partir de la misma basura.

PROCESO En síntesis, el procedimiento por pirólisis consiste en dividir las moléculas de cierto tipo de desechos en tres partes, con el fin de generar líquidos, sólidos y gaseosos.

“El proceso de tratamiento pirólisis es un proceso físico térmico. Entonces, tú pones en un reactor los residuos, lo cierras y este está dentro de un crisol. En el crisol se inyecta temperatura (fuego) y es como una olla de presión, calienta dentro y desprende el gas residual, el plástico y todos los alcanos”, explica Cossío.

El gas residual que se obtiene de este tratamiento es reutilizado por la misma empresa, Green Tech, para el funcionamiento de su propio reactor como un tipo de energía.

Entre los productos obtenidos en estado sólido, está en carbón térmico que, además del uso domiciliario que podría tener, es utilizado en algunas industrias de pintura, para generar tintes.

Los recursos obtenidos en estado líquido son los más beneficiosos. Se genera crudo sintético, gasolina, diésel, y uno de los últimos productos de esta fase es el asfalto.

“Lo llamamos crudo sintético porque es elaborado de un producto ya utilizado, que son derivados de petróleo. Lo que estamos haciendo es lo contrario a lo que hace YPFB, agarrar los residuos ya hechos y volverlos a su estado madre, del petróleo, pero sintético”, explica.

El petróleo sintético ingresa a una segunda fase, al interior de una torre de fraccionamiento en la misma planta, al interior de la cual, el crudo que ingresa, va separando gasolina, diésel y otros combustibles. 

Haber llegado al punto de poder producir este elemento a través del tratamiento por pirólisis es motivo de orgullo para Cossío y el equipo de ocho personas más que conforman Green Tech actualmente, entre Cochabamba y Santa Cruz.