Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 19 de octubre de 2021
  • Actualizado 07:52

Excesos develan una ausencia del control policial

Enfrentamientos en Huayculi el martes 6 de noviembre de 2019. Dico Solís
Enfrentamientos en Huayculi el martes 6 de noviembre de 2019. Dico Solís
Excesos develan una ausencia del control policial

En medio del conflicto, se tuvo excesos por parte de los grupos enfrentados. En  un video que circuló en las redes sociales, se ve al dirigente campesino del MAS, Feliciano Vegamonte, en  Huayculi, arrodillado y mojado. Quienes le rodean le exigen pedir perdón a Bolivia por estos hechos de violencia.

Durante la jornada, se evidenció el recrudecimiento de los choques por el enfado y la indignación que dijeron sentir los afines al Movimiento Al Socialismo (MAS) y los vecinos y grupos movilizados en motocicleta, conocidos como la Resistencia, reclaman por los discursos de autoridades gubernamentales que promueven la violencia, la desprotección de la Policía ante los hechos de violencia y una tardía respuesta durante los choques “entre bolivianos”. Expresaron ese reclamo a los efectivos policiales que en un grupo de cuatro fueron a “rescatar” a mujeres y hombres que llegaron de las provincias. También fueron agredidos en ese  momento.

Por la noche, un grupo de mujeres llegó hasta el Comando de la Policía, en la plaza 14 de Septiembre, donde echaron tinta roja y exigieron la renuncia del comandante Raúl Grandy.