Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 19 de junio de 2024
  • Actualizado 00:15

Evismo observa estudios y se opone a aprobar créditos que “no ameriten”

La evidente división entre arcistas y evistas del MAS-IPSP se expone en distintos niveles de Gobierno, instituciones y organizaciones.
El pleno de la Asamblea Legislativa Plurinacional./ APG
El pleno de la Asamblea Legislativa Plurinacional./ APG
Evismo observa estudios y se opone a aprobar créditos que “no ameriten”

El ala “evista” (afín a Evo Morales) del Movimiento Al socialismo – Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos (MAS-IPSP) observa estudios y se opone a la aprobación de créditos que considera que “no ameritan”.

Jhonny Pardo, diputado del ala evista, dijo ayer que las autoridades municipales son condicionadas para acceder al apoyo del Gobierno central.

Durante el ampliado nacional de los evistas, el 18 de mayo, entre cerca de una treintena de resoluciones se incluyó la instrucción a sus diputados y senadores de no aprobar más créditos enviados por el Gobierno de Luis Arce y David Choquehuanca a la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP), argumentando que esto incrementaría el endeudamiento de Bolivia por décadas.

Esta determinación se exponía así: “Prohibir, por responsabilidad y compromiso ante la sociedad, que los miembros titulares y suplentes de la Asamblea Plurinacional, no sean cómplices del endeudamiento, la hipoteca y dependencia económica de nuestro Estado Plurinacional de Bolivia, con los endeudamientos externos que va a saquear a toda nuestra Bolivia”.

Además, autoridades de este sector cuestionaron que existen proyectos aprobados, pero sin avances.

Sin embargo, un par de días después, el líder de este sector, Evo Morales, dijo que van “modificando” esos resultados.

“Quiero pedir a mis compañeros de base y militantes, que sigan aprobando, pero que fiscalicen, que revisen, que controlen en qué se invierte”.

Entre otros aspectos, aseguró que el país tiene “capacidad de endeudamiento”.

El gerente de la Mancomunidad de Municipios de la Región Andina, Franolic Huanca Barco, expresó en días anteriores que en marzo enviaron notas de solicitud de audiencia al Presidente de la Cámara de Senadores para tratar el tema. Luego, la provincia Tapacarí se pronunció advirtiendo medidas de presión. El 9 de mayo, volvieron a enviar una nota pidiendo la aprobación o una explicación a la región Andina.

Rosario García Onofre, diputada del ala arcista, denunció que entre quienes no permiten la aprobación de los créditos existen parlamentarios cochabambinos.

El diputado Pardo manifestó ayer que no aprobarán lo que no corresponda.

“Los créditos que no ameritan su aprobación, no los vamos a aprobar. No puede ser, pues que le podamos aprobar dinero para chantajear”.

Aseguró que las autoridades municipales son condicionadas para recibir financiamiento para sus proyectos.

“Un ejemplo, nos han presentado un proyecto de un crédito de 52 millones para los estudios a nivel nacional, y ahí está la carretera desde Bombeo hasta El Sillar. Nosotros hemos pedido que nos justifiquen los 52 millones, en cuántos proyectos se va a gastar y a qué departamentos se va a beneficiar. Nos han presentado una carpeta de proyectos; pero, evaluada la carpeta, solamente alcanza a 32 millones su gasto. Queremos consultar al ministro, ¿20 millones dónde van a ir? No tiene respuesta”, cuestionó.

La evidente división entre arcistas y evistas del MAS-IPSP se expone en distintos niveles de Gobierno, instituciones y organizaciones.