Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 30 de mayo de 2024
  • Actualizado 00:00

Estudio: transferencias por celular o banca digital son superiores que los pagos con tarjeta

Cochabamba es el segundo departamento con “más interés” en el tema. Los encuestados ven ventajas de comodidad, seguridad y menor riesgo de contagio de COVID- 19.
Una persona utilizando un código QR para realizar una transferencia. BITEVOLUCIÓN
Una persona utilizando un código QR para realizar una transferencia. BITEVOLUCIÓN
Estudio: transferencias por celular o banca digital son superiores que los pagos con tarjeta

Pagar por servicios o por un producto utilizando el celular, haciendo una transferencia o generando códigos QR solo requiere de contar con la aplicación del banco en el teléfono móvil. Existen medidas que generan seguridad para su uso.

Un estudio devela que las transferencias que se realizan vía celular o con banca digital son superiores que los pagos con tarjeta.

El libro ‘Pandemia y Crisis (resiliencia y adaptación)’ fue presentado a mediados de este mes. Fue dirigido por el investigador del Centro de Estudios de la Realidad Económica y Social (CERES) Roberto Laserna, y fue apoyado por 11 coautores. La publicación incluye nueve estudios con distintos temas, y el momento de su elaboración abarca la conclusión de la tercera ola de la pandemia y poco antes de comenzar la cuarta. Se realizó a mediados de octubre de 2021.

Uno de los capítulos es ‘Moviéndonos hacia una economía cashless’, lo que hace referencia a un sistema de pago en su totalidad sin efectivo. Este estudio fue elaborado por Santiago Laserna.

Durante la presentación del libro, Laserna manifestó, a apropósito de la pandemia, que no solo la educación (con las clases a distancia) se vio beneficiada con las herramientas digitales, y resaltó que algunos aspectos llegaron antes al país, como los pagos digitales.

“Particularmente en nuestro país, tuvimos la suerte de que los famosos códigos QR se hayan llegado a implementar el 2019, justo antes de que incluso estalle la crisis política”.

Para Laserna fue una innovación que no pudo haber llegado en un mejor momento.

”Como se puede ver, de 2019 a 2020 se dieron por primera vez que las órdenes electrónicas de traspaso financiero; es decir, todas las transferencias que hacemos por celular o banca digital llegan a ser superiores que los pagos con tarjeta”, aseguró.

Consideró que esta es una tendencia que irá creciendo y que no parará. Esto nació a raíz de la iniciativa de la misma banca tradicional.

“Esta revolución de los códigos QR es algo que no se ha dado en todos los países. En otros países, hay como una competencia entre la banca tradicional y otros medios de pago, como PayPal, que no requieren que uno abra necesariamente una cuenta bancaria. Pero, en Bolivia tuvimos la suerte de que la banca, Asoban (Asociación de Bancos Privados de Bolivia) libere este movimiento y ya toda la gente que estaba bancarizada pudo haber hecho todo este salto, y fue una ventaja bien grande en esa época”.

Dentro los resultados dela encuesta, se puede ver que el 47% de los encuestados dijo que tiene una cuenta bancaria, pero solo el 28% estaba al tanto de los medios de pago digitales.

Además, son los más jóvenes quienes se animan a experimentar en esto de la banca digital y van orientando a las personas mayores dentro de su familia.

COCHABAMBA Sobre la conciencia que tienen los departamentos sobre estos medios de pago, Cochabamba en particular ocupa el tercer puesto. Primero está Santa Cruz; en segundo lugar, está La Paz; y Cochabamba ocupó el tercer lugar en percibir todos estos instrumentos que existen a disposición.

 Sin embargo, Laserna manifestó que Cochabamba es el segundo departamento de Bolivia que “más interés ha mostrado en aprender sobre estos medios de pago”, lo que representa una ventana grande de oportunidades para el salto hacia la economía digital.

VENTAJAS Y DESVENTAJAS Entre las ventajas que percibe la gente en torno a la banca digital está en primer lugar la comodidad; en segundo, la seguridad; y en tercer lugar, el riesgo de contagio de coronavirus, COVID-19.

“Se creía inicialmente que era el miedo al contagio lo que hacía que la gente deje de usar los billetes físicos. Eso pudo haber sido el caso en un principio; pero, solo ocupa el tercer lugar con un porcentaje muy bajo, porque la razón por la cual la gente llega a usar estos medios de pago es principalmente la comodidad”, enfatizó.

El estudio expone que esta es una tendencia que iba a darse de una u otra forma y que, la pandemia del coronavirus solo ayudo a acelerar el proceso.

Entre las desventajas identificadas entre las respuestas de los encuestados están que todavía se percibe como “muy complicado” o que “no es seguro”.