Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 30 de junio de 2022
  • Actualizado 17:55

SON DE LA UNIVERSIDAD MAYOR DE SAN SIMÓN

Estudiantes multiplican carnívoras en tiempo récord usando in vitro

La variedad venus atrapamoscas, por ejemplo, tarda hasta un lustro en crecer, desde que es una semilla, pero con el método aplicado por los universitarios demora solo cuatro meses.
Las plantas carnívoras que son reproducidas por un equipo de estudiantes de Agronomía de la UMSS.            DICO SOLÍS
Las plantas carnívoras que son reproducidas por un equipo de estudiantes de Agronomía de la UMSS. DICO SOLÍS
Estudiantes multiplican carnívoras en tiempo récord usando in vitro

La venus atrapamoscas, que una de las plantas carnívoras más conocidas, demora hasta cinco años en crecer, desde que es una semilla. Pero, gracias a un proceso de reproducción in vitro aplicado por estudiantes de la Universidad Mayor de San Simón (UMSS), redujo a cuatro meses.

Detrás de esta técnica basada en la biotecnología hay tres estudiantes de la carrera de Agronomía de la UMSS: Guinmel Jaldín, Marcelo Crespo y Ariel Pedro García.

Juntos están a poco de consolidar un laboratorio de reproducción in vitro de plantas carnívoras en Cochabamba.

Jaldín explicó que usan un método denominado micropropagación. Es decir, a partir de un fragmento de una planta madre obtienen una descendencia uniforme.

A través de este procedimiento obtienen “cientos de plantas” carnívoras en muy corto tiempo.

EMPRENDIMIENTO Gracias a esta producción masiva, estos jóvenes pudieron consolidar su vivero de especies carnívoras denominado Vitroplant (nombre que alude a la técnica in vitro que usan).

En la actualidad, su empresa de carnívoras está entre las no más de 10 de este tipo que hay en Cochabamba y, de poco, consolida su presencia a nivel nacional.

Hicieron envíos de sus plantas cultivadas in vitro a casi todos los departamentos de Bolivia, a excepción de Pando.

Jaldín dijo que usan los conocimientos obtenidos en la universidad para hacer crecer este proyecto. A posterior, pretenden aplicar la técnica in vitro para la reproducción de otras plantas, especialmente aquellas que están en peligro de extinción. 

TENDENCIA Las plantas carnívoras están en “tendencia” en Cochabamba porque pueden “degradar tejidos” de insectos e, incluso, lagartijas. Esto llama la atención de los compradores.

El vivero Vitroplant, por ejemplo, ofrece 60 variedades de carnívoras, algunas tienen la capacidad de consumir reptiles pequeños.

Las especies que cultivan provinieron, sobre todo, de Brasil, Perú y Argentina. Luego, fueron adaptadas, reproducidas y ahora son comercializadas.

La demanda es alta, especialmente en Cochabamba. Estos jóvenes venden sus plantas a costos accesible desde los 10, hasta los 40 bolivianos. El objetivo es que la gente “consuma la producción cochabambina” y deje de comprar estas variedades exóticas de otros países, como Brasil.

CUIDADOS Los interesados en adquirir estas variedades carnívoras pueden contactar a Vitroplant a través de su página oficial de Facebook.

Al momento de adquirir una planta, los universitarios de la UMSS dan tips sobre los cuidados que requieren. Entre ellos, ser regadas con agua sin sal (de botellón o lluvia) y estar bajo luz indirecta.