Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 27 de octubre de 2021
  • Actualizado 21:28

Época de estiaje lleva a laguna Coña Coña al límite

El caudal está bajo y experto advierte que la biota que sustenta ese espejo natural de agua está en riesgo, especialmente, las aves.

Algunas aves que nadan y se alimentan en lo que queda de la laguna Coña Coña. DICO SOLÍS
Algunas aves que nadan y se alimentan en lo que queda de la laguna Coña Coña. DICO SOLÍS
Época de estiaje lleva a laguna Coña Coña al límite

De la laguna de Coña Coña queda algo más que un charco. Ahora es una minúscula porción de agua por la que las aves pugnan y que dejó de nutrir a la flora circundante.

Ese espejo natural de agua ubicado en el municipio de Cercado, en el límite con Colcapirhua, está en una situación crítica debido a la prolongación de la época de estiaje. 

El fondo de la laguna ya se ve, pero no está ni siquiera húmedo, sino agrietado y con residuos plásticos, sobre todo.

El jefe de Investigación del Área de Ornitología del Museo de Historia Natural Alcide d'Orbigny y fundador del Club de Ornitología, Dennis Camacho, dijo que "hay un riesgo alto de que si no hay una lluvia constante y copiosa en las próximas semanas está y otras lagunas tengan un nivel de agua mucho más bajo".

Esto derivaría en la pérdida de lugares de anidación de aves y otros vertebrados. Añadió que los pájaros desistirán de anidar en una laguna seca y se irán del lugar o perecerán.

“Esto no se tiene que tomar a la ligera porque es un problema medioambiental muy severo”, advirtió y añadió que las aves son un “indicador biológico de la calidad ambiental”.

DATOS

Alertó que, durante una observación de cuerpos de agua de Cochabamba, el Club de Ornitología notó que hay especies de aves que ya no están llegando a lagunas de la ciudad debido a su caudal bajo.

Por ejemplo, no se ven pájaros migratorios procedentes de Argentina o Estados Unidos. “La supervivencia de estas aves está amenazada”.

SOLUCIONES

Camacho sugirió la sectorización de las lagunas, “sin comprometer las diferentes áreas que tienen, como totorales, la de aves, entre otras”. De esta manera será más fácil tratarlas.

En las lagunas más pequeñas aconsejó inyectar agua tratada, “al menos durante la época de estiaje”, que es la más seca y la que debió culminar en septiembre.