Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 02 de julio de 2022
  • Actualizado 00:00

ENFRENTAMIENTO AL INGRESO DE K'ARA K'ARA

EMSA repliega carros basureros; la basura quedará en las calles

Personal de la empresa que trabaja en los 65 carros basureros no saldrá a trabajar desde hoy. Cerca de 550 toneladas de residuos sólidos quedarán en los domicilios y en las calles, constituyéndose en un foco de infección.

EMSA repliega carros basureros; la basura quedará en las calles

Ante la persistencia de los bloqueos en los puntos de ingreso al botadero de K'ara K'ara, la Empresa Municipal de Servicios de Aseo (EMSA) determinó suspender desde hoy el recojo de basura de la ciudad, por el riesgo a su integridad física y la potencial contaminación a la que se expondrían los 320 trabajadores.

Cada día, los 65 carros basureros de la empresa recorren las diferentes calles y avenidas de Cercado para recoger las 550 toneladas de basura que generan, en 24 horas, los cochabambinos, entre ellas, los residuos infecciosos hospitalarios.

El gerente de general de EMSA, Cristian Cuéllar, expresó su preocupación por la situación de los bloqueos: “Tenemos mucho temor de manejar la basura, porque son un foco potencial de contaminación para todos nosotros. En este momento, la mitad de los carros recolectores está con la basura que recogió ayer y no pudo descargar en el botadero”.

Cabe recordar que, desde ayer por la mañana, grupos de vecinos de la zona sur de Cochabamba bloquean los ingresos a K'ara K'ara exigiendo dos demandas que –como dice Cuéllar– tienen un tinte más político (elecciones en 90 días y retorno a las actividades laborales) y no tiene que ver con el botadero.

“Piden elecciones en 90 días y levantamiento de la cuarentena, dos asuntos que ni EMSA ni la Alcaldía pueden resolver. No obstante, con estos bloqueos, se está perjudicando a toda la ciudadanía y se la está exponiendo en este tiempo de cuarentena”, añadió Cuéllar.

Durante toda la jornada, policías y militares intentaron desbloquear el acceso, incluso se produjo enfrentamientos con los bloqueadores en horas de la noche, quienes se muestran reacios al diálogo.