Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 29 de octubre de 2020
  • Actualizado 23:51

Tras encierro, la Llajta se abre al turismo de a poco con medidas de bioseguridad

Jóvenes pasean en una moto náutica en La Angostura. FOTO- Noé Portugal
Jóvenes pasean en una moto náutica en La Angostura. FOTO- Noé Portugal
Tras encierro, la Llajta se abre al turismo de a poco con medidas de bioseguridad

Alrededor de cinco mil personas visitaron este domingo la laguna de La Angostura, en el Día Mundial del Turismo, calculó el director de Culturas y Turismo de la Gobernación de Cochabamba, Uvaldo Romero.

Cochabamba se abre de a poco al turismo tras varios meses de confinamiento a consecuencia del coronavirus. “La necesidad de reactivar el turismo es amplia y necesitamos iniciar acciones paulatinas en el marco de la flexibilización de las normas de la cuarentena. Para ello, se debe cumplir las medidas de bioseguridad y hemos coordinado la promoción turística y su apertura”, manifestó Romero.

Añadió que los paseos en lanchas o botes es al 50% de su capacidad, al igual que la atención en los restaurantes. Los visitantes deben llevar su barbijo y desinfectante de manos. “La gente necesita salir del confinamiento, pero con las medidas de bioseguridad. Muchos están estresados y es bueno salir a un campo abierto donde no hay aglomeración. Por eso, es posible habilitar el turismo al 50% de su capacidad según la actividad”.

Algunas familias que radican en Cercado llegaron hasta La Angostura en sus bicicletas puesto que estaban en cuarentena rígida.

Otros municipios aplican medidas más flexibles que permiten desplazarse los domingos hasta pasado el mediodía.

El representante de la Asociación Turística, Náutica y Gastronómica de La Angostura, Rubén García, manifestó que establecieron protocolos para brindar bioseguridad a la población que visite ese atractivo.

Las personas deberán desinfectarse las plantas de los zapatos en un pediluvio antes de embarcarse en las lanchas o botes. Les desinfectarán las manos y el uso del chaleco es opcional ante la susceptibilidad de algunos visitantes, aunque aclaró que desinfectan las prendas después de cada uso, al igual que toda la embarcación. "La desinfección es completa y los clientes subirán a una lancha o bote que ha sido fumigado”.

El requisito para disfrutar del paseo en lancha, que dura entre 15 a 20 minutos, es el uso del barbijo. Algunos llevan sus gafas de protección y otros insumos de bioseguridad más.

Romero indicó que varios municipios abrieron ayer sus atractivos turísticos. Los que son que campo abierto y algunos museos en el Valle Alto, como el de La Chicha.

Cochabamba perdió en turismo entre 15 mil a 20 mil millones de dólares durante esta pandemia, considerando el ingreso a los sitios de esparcimiento, hotelería y gastronomía.​