Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 29 de mayo de 2024
  • Actualizado 00:54

Empresas “populares” tienen cobros adicionales

Empresas “populares” tienen cobros adicionales

Trabajar como chofer en las líneas de taxitrufis “más populares” resulta más caro por ciertos cobros adicionales.

Un conductor joven de la línea 103, relata que para ingresar a esta empresa tuvo que pagar 700 bolivianos a cambio de un credencial obligatorio.

Sin embargo, asegura que vale la pena, pues al tratarse de una ruta concurrida sus ganancias, por lo general, son buenas.

Luis Gutiérrez, dirigente de la línea 102, señala que en esta empresa, los conductores cancelan 10 bolivianos diarios hasta llegar a mil.

Asegura que la dirigencia no dispone de este dinero, a menos que el conductor sufra algún accidente o tenga deudas pendientes de rentas atrasadas con los propietarios de la línea.

“Además, cada chofer que entra al sindicato tiene derecho a la sede, que está en construcción”, agrega.

Ante las constantes quejas por cobros adicionales y otro tipo de problemas, algunas líneas, como 115, procuran que los conductores sean los mismos propietarios y no alquilen las mismas a terceros.

A pesar de ello, los conductores más jóvenes se resignan. Reconocen que el precio de las líneas y los alquileres son muy elevados, pero la necesidad por trabajar los impulsa a continuar.

“Hay días muy malos, sin pasajeros o cuando hay problemas en el centro como los bloqueos, donde no se saca nada de ganancia. Pero otros días se gana bien, pero para eso hay que trabajar de 5 de la mañana hasta casi la media noche”, indica un chofer de la línea 133.

Quienes deben pagar alquiler indican que en algunas ocasiones proceden a negociar los montos con los propietarios. “Algunas veces entienden, otras no”, indican.

Pastor H., de la línea 123 admite que el alquiler de las líneas es caro, pero es un precio establecido por su sindicato, y por lo tanto obligatorio.