Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 26 de septiembre de 2021
  • Actualizado 05:45

MÁS DE LA MITAD ES COMERCIO

Ocho empresas nacen cada día en la Llajta pese a la pandemia

La cifra de negocios nuevos es superior a la de cerrados. Hasta julio de 2021, abrieron 1.772 nuevas compañías en el departamento y cancelaron 920. Experto ve una reactivación económica.
Un grupo de trabajadores procesa piñas de exportación.     Insumos Bolivia
Un grupo de trabajadores procesa piñas de exportación. Insumos Bolivia
Ocho empresas nacen cada día en la Llajta pese a la pandemia

Hace un par de días, Villa Tunari estrenó una planta deshidratadora de frutas; en agosto se fundó Hilsend; y de manera recurrente, en redes sociales se presentaron nuevos emprendimientos. Todos estos negocios están entre los 1.772 que nacieron en Cochabamba entre enero y julio de este año.

El número de empresas nuevas que hay en el departamento es superior al de los cerrados, a pesar del panorama adverso desencadenado por el brote de la COVID-19.

Hasta julio de este año, inscribieron 1.772 nuevos negocios en el departamento. Esto, en promedio, equivale a ocho empresas cada día.

Esto es casi el doble en comparación al número de empresas que cerraron. Durante el mismo período, 920 matrículas empresariales fueron canceladas, de acuerdo con las estadísticas de Comercio de Bolivia de Fundempresa.

DETALLES La mayoría de los 1.772 nuevos negocios que hay en Cochabamba están vinculados a la actividad del comercio.

Exactamente 1.091 empresas que se crearon hasta julio de este año son de venta al por mayor y menor, es decir el 61%.

Otro número menor de empresas que se gestaron este año en el departamento está vinculado al rubro de la construcción, el transporte y almacenamiento, y servicios profesionales y técnicos.

Estas cifras reafirman la vocación comerciante que hay en Cochabamba. Y es que, según el Instituto Nacional de estadística (INE), la mayoría de la gente del departamento está involucrada a  la actividad del comercio. Exactamente el 27.6%.

El resto está en el ámbito de la manufactura, la construcción, el transporte y almacenamiento, entre otros.

ANÁLISIS El docente e investigador del Instituto de Estudios Sociales y Económicos (IESE), Fernando Salazar, explicó que el elevado registro de nuevas empresas en Cochabamba responde al inicio de la reactivación económica.

Dijo que, luego de que “la economía se cayó” en 2020 y se registraron despedidos o disminución de sueldos, muchas personas decidieron trabajar por cuenta propia.

Estos emprendimientos, que ahora son el sustento de muchas familias, están consolidándose gracias a múltiples factores, entre ellos la flexibilización de las medidas de confinamiento y la estabilidad política, en el caso de Bolivia.

El hecho de que estos negocios nuevos sean registrados en Fundempresa muestra, según Salazar, que están ofertando servicios y bienes de consumo en proporciones mayores. “Eso es bueno porque están formalizando para emitir factura y tener más posibilidades en el mercado”.

No obstante, alertó “hay que tener cuidado” porque todo este sistema puede caer frente a una nueva ola de coronavirus. “Es un riesgo que están asumiendo los emprendedores”.