Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 30 de octubre de 2020
  • Actualizado 09:04

Empresarios ven inviable aumento salarial; advierten cierre de empresas

Afirman que la COVID-19 no afecta solo la salud, sino también la economía. Piden a los trabajadores ser responsables y propositivos e instan a los sectores a enfocarse en la reactivación económica

El presidente de la FEPC, Javier Bellott, acompañado de presidentes de cámaras de empresarios. ARCHIVO
El presidente de la FEPC, Javier Bellott, acompañado de presidentes de cámaras de empresarios. ARCHIVO
Empresarios ven inviable aumento salarial; advierten cierre de empresas

El pedido de incremento salarial por parte de los trabajadores del país, en medio de la crisis por el coronavirus, fue calificado como una falta de racionalidad por el presidente de la Federación de Empresarios Privados de Cochabamba (FEPC), Javier Bellott. Los líderes de las cámaras de Industria y Comercio también rechazaron el pedido por considerarlo inviable y advierten que, de aplicarse, ocasionará el cierre de empresas y afectación a las fuentes de empleo.

En marzo, pese a la emergencia sanitaria mundial y a la cuarentena que paraliza al país, la Central Obrera Boliviana (COB) envío al Gobierno su pliego petitorio en el que incluyó el pedido de 10% de incremento al haber básico y 15% al salario mínimo como base para la discusión. El documento abordó también aspectos relacionados con lo productivo, económico, social y agropecuario. Hasta ayer, los dirigentes obreros no recibieron respuesta oficial. Durante el Gobierno de Evo Morales, cada Día del Trabajo se anunciaba el porcentaje de incremento anual junto a otras medidas para favorecer a ese sector, cuyo ente matriz era aliado político del Movimiento Al Socialismo (MAS).

Bellott afirmó que el pedido de la COB, en un momento tan complejo como el actual, “sale del marco de la racionalidad” y que pareciera que los trabajadores no perciben que es un momento de “alta reflexión” con la situación del país. Recordó que la FEPC ya anunció que la crisis en el país congelaba cualquier posibilidad de aumento salarial y pidió ser consecuentes con la realidad.

En un comunicado difundido ayer, la Cámara de Comercio y Servicios de Cochabamba afirmó que la COVID-19 no solo afecta a la salud de la población, sino también a la salud económica del país por lo que considerar un incremento salarial es “inviable y no debería estar en discusión”. Por eso, pide a los trabajadores actuar de manera “responsable y propositiva” en pro de la sostenibilidad de las fuentes laborales y llama a todos los sectores a aunar esfuerzos y enfocarse en la reactivación económica.

La Cámara Departamental de Industria de Cochabamba coincide en su comunicado en que el coronavirus tiene consecuencias “sobre la economía estructural con repercusión en todos los actores” y que pone en riesgo incluso las obligaciones sociales, tributarias y comerciales, cuyo efecto es la interrupción de la cadena de pagos y el grave riesgo de no poder preservar las fuentes laborales, incluso la existencia de las industrias.

Es por eso que rechaza cualquier posibilidad de incremento salarial esta gestión y, sin desconocer los derechos adquiridos por los trabajadores, los invita a reflexionar profundamente sobre la situación actual que no tiene precedentes.

Giovanni Saavedra, secretario de Actas de la Central Obrera Departamental (COD), dijo que la postura empresarial es la misma de todos los años. Lamentó que muchas empresas “amedrentan” a los trabajadores con despedirlos o rebajar salarios.

“Sin embargo, cabe recalcar que la plusvalía que genera el trabajador es el excedente económico para la empresa privada, que en su mayoría no se hace conocer y es de costumbre indicar que el rico se hace más rico y el pobre, más pobre”.