Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 03 de diciembre de 2021
  • Actualizado 06:10

Empresa qhochala crea envase biodegradable hecho de caña de azúcar

Es apto para microondas y se degrada hasta 90 días después de su uso. Inbopack SRL. realizó un estudio durante dos años para tener este producto listo.
Los recipientes son firmes y resisten el microondas. OPINIÓN
Los recipientes son firmes y resisten el microondas. OPINIÓN
Empresa qhochala crea envase biodegradable hecho de caña de azúcar

La empresa cochabambina Inbopack creó el primer envase biodegradable de Bolivia hecho de caña de azúcar, con el objetivo de dar una alternativa ecológica al alto uso de recipientes de plastoformo.  
Durante la pandemia el coronavirus COVID-19 se incrementó el delivery para transportar todo tipo de productos, por lo tanto, también el uso de envases de plástico, lo que, a su vez, genera un impacto ambiental mayor ya que este tipo de material tarda en degradarse alrededor de 100 años.

WhatsApp Image 2020-10-03 at 19.16.00 (1)

Los recipientes son firmes y resisten el microondas. OPINIÓN


La idea nació de la mano del gerente, José Silva, y el subgerente de la empresa, Steven Silva, quienes realizaron un estudio durante dos años para buscar materiales alternativos al plástico, hacer las medidas más requeridas por los clientes y que el producto no tenga impacto ambiental.
Este envase tiene la capacidad de ponerse al microondas y llevar cualquier tipo de comida. Una de sus ventajas principales es que se degrada entre 60 a 90 días después de su uso, sin generar mayor daño tanto al medioambiente como a la persona.
“Algunos compradores piensan que el producto se degrada solo, aunque esté sin usar, pero les explicamos que no. Comienza su proceso de descomposición una vez que fue usado y entra en contacto con la tierra”, indicó Steven.
También explica que en varios países el uso del plastoformo está prohibido debido a los diferentes daños que causa al organismo humano. Cuando el material entra en contacto con el calor desprende partículas de petróleo que ingresan al cuerpo y producen enfermedades. Él estudia Medicina y participó activamente de todo el proyecto para encontrar el material idóneo.
Inbopack hace la importación de caña de azúcar y toda la producción se realiza en esta empresa qhochala, que tiene su fábrica en la avenida Blanco Galindo. Utilizan la corteza y la pulpa de esta planta para tener un resultado más consistente.  
La administradora, Judith Sandoval, cuenta que ya hicieron envíos a Santa Cruz, La Paz, Tarija y Potosí. Por ahora, su principal objetivo es concientizar a las personas para que usen este tipo de envases y el mercado se pueda expandir aún más
Ya lograron contactarse con varios restaurantes e incluso una chicharronería que utiliza estos recipientes para mandar sus pedidos.  
Por ahora, tienen tres modelos de diferentes tamaños, todos para comida. A futuro estiman aumentar envases soperos, bombillas y vasos.
Silva indica que lo más complicado es concientizar a los compradores sobre los beneficios que tiene este producto. La diferencia de costo es solo de un boliviano entre un recipiente de plastoformo y uno biodegradable; sin embargo, los beneficios son múltiples.
“Yo les explico a los clientes con calma que es otra industria y proceso con otro tipo de material, por eso varía el costo. Siempre logramos explicar bien”, dijo Silva.
Además, añadió que están enfocados en crear consciencia. “Es una cultura que tiene que cambiar. Sí hemos tenido compradores finales que pensaban que costaría igual que el plastoformo, pero también hubo otros que decidieron invertir un poco más para conseguir estos envases”.
Pese a este tipo de situaciones, también reciben buenos comentarios y palabras de agradecimiento de los usuarios. Incluso, hay varios que están en planes de empezar un restaurante y quieren utilizar desde el principio estos recipientes.  
Inicialmente tenían planeado lanzar el producto en marzo, pero la llegada de la pandemia los perjudicó, incluso en la cancelación de algunos pedidos. Pero, también sirvió para que se puedan abrir mercado considerando que la demanda de recipientes desechables aumentó.
Inbopack nació hace 10 años con la fabricación de bandejas de polipropileno. Poco a poco fueron creciendo hasta convertirse en distribuidores mayoristas. Ahora, paralelamente a su trabajo habitual quieren difundir este proyecto como alternativa a futuro.
Su siguiente proyecto es crear una economía circular con las comunidades productoras de caña del país para beneficiarlas y crear lazos de trabajo. Las personas que deseen utilizar estos envases, pueden hacer pedidos al 79992869.
 

WhatsApp Image 2020-10-03 at 19.16.00 (2)

Varias cajas se envían a diferentes departamentos del país. OPINIÓN